Cabello sano y brillante – Consejos, mascarillas y peinados

Para mantener el cabello sano y brillante, no frotar a la hora de lavarlo, repartir bien el champú con los dedos y masajear suavemente. El último aclarado hacerlo con agua fría. 

[Activa tu Belleza]

 

El cabello es el mejor adorno de la mujer y cuanto más sano esté el organismo más sano estará el pelo. Una melana fuerte y brillante es nuestra mejor carta de presentación.

Un pelo mate, seco y sin brillo suele ser la causa de utilizar champús o productos demasiado abrasivos, también puede ser debido al estrés, a una dieta pobre, al cloro de las piscinas o al agua salada.

Para cuidar bien de nuestro cabello, debemos dedicarle tiempo y no dudar en escoger productos de peluquería profesional Termix. Productos que usan las mejores peluquerías y que nosotras también podemos mimar nuestro pelo con ellos.

 

Lavado de pelo

A la hora de lavar el pelo debemos tener en cuenta no frotarlo. Repartir bien el champú con los dedos y masajear suavemente. El último aclarado hacerlo con agua fría.

El agua fría estimula la circulación y deja el cabello sano y brillante, al contrario que el agua muy caliente que quiebra el pelo, neutraliza sus defensas naturales y, en caso de cuero cabelludo graso, estimula la producción de las glándulas sebáceas.

Los cepillos que usemos deben estar limpios y ser de cerdas naturales. Para tener una melena lisa espectacular lo mejor es usar planchas de pelo profesionales de peluqueria.

 

Mascarillas naturales para dar brillo al cabello

> Aplicar alguna mascarilla rica en aceite de germen de trigo que vitaliza y vitamina E que da brillo y suavidad.

> Hacer enjuagues con vinagre de manzana o sidra, además de dar brillo sanea el cuero cabelludo.
El vinagre de manzana contiene alfahidroxiácidos que limpian la estructura capilar. Mezclar en una taza vinagre de manzana con agua, aplicarlo sobre el pelo húmedo y dejar actuar dos minutos, aclarando el pelo a continuación.

> Batir una clara de huevo a punto de nieve y aplicar rápidamente. Esperar diez minutos y aclarar. Dará volumen y brillo.

> Después de lavar el pelo frotar medio limón por las raíces, se conseguirá un cabello bonito y brillante.

 

Cómo fortalecer el cabello débil

> Hervir en un cazo las cáscaras de dos o tres cebollas. Después de lavar el pelo aclarar con el líquido obtenido.

> Añadir a un yogur entero, dos cucharadas de aceite de oliva tibio, aplicar sobre el cuero cabelludo y dejar actuar unos 10 minutos. Lavar normalmente.

> Hacer una infusión con 150 g de albahaca por 1 l. de agua, hervir durante 15 minutos. Aplastar las hojas y filtrar. Conservar en un envase de cristal y aplicar una vez por semana.

> Batir una o dos yemas de huevo (según la cantidad de pelo) junto con un vasito de ron. Se aplica después del champú, dejando actuar durante 15 minutos y aclarar. Con esta mascarilla, al poco tiempo, lucirá un cabello sano.

Aplicar durante 15 días aceite de oliva, envolver la cabeza con una toalla y dejar actuar durante 15 minutos. Lavar normalmente.

 

Consejos para obtener un cabello sano y brillante

> Cepillar el pelo por la mañana y por la noche, para eliminar la suciedad y devolverle su brillo. Para un buen cepillado inclinar la cabeza hacia adelante y deslizar el cepillo desde la nuca hasta la frente.

> Para mantener el pelo en buen estado es recomendable cortar las puntas regularmente y aplicar una mascarilla semanal. 

Mascarilla: Para nutrir el pelo de forma espectacular preparar una mascarilla batiendo uno o dos huevos (según el largo del cabello) con un chorro de aceite de oliva.

Aplicar con el pelo seco dando masajes por toda la cabeza hasta que quede todo el cabello impregnado.

Recoger el pelo con unas pinzas y dejar pasar entre quince y veinte minutos. Lavar normalmente y aplicar el acondicionador apropiado al tipo de cabello que se tenga. Dar el último aclarado con agua fría con un chorrito de vinagre.

> Hay que tener en cuenta que las cremas para pelo o brillantinas provocan la formación de caspa.

 

Masaje del cuero cabelludo

Empezar colocando las yemas de los dedos sobre las sienes, presionar ligeramente y seguir desplazando los dedos hasta la nuca haciendo pequeños círculos.

Repetir la operación en ambos lados de la coronilla. Siempre despacio. Luego masajear el cuero cabelludo hasta sentir una pequeña sensación de hormigueo, que es la señal de que se ha activado la circulación sanguínea. Se puede hacer dos veces por semana.

 

Tipos de pelo

Si se conoce cómo es nuestro pelo lo podremos cuidar mejor. Para saber qué tipo de cabello tenemos frotar el cuero cabelludo con la yema de un dedo, luego presionar éste sobre un papel de seda. Si queda marcada una huella, el pelo es graso; si no queda marcado nada, el pelo es normal o seco.

> El pelo graso se ensucia más por lo que lo mejor es lavarlo cada dos o tres días con un xampú específico. Evitar los masajes y los cepillados enérgicos ya que estimulan las glándulas sebáceas.

> El pelo seco no necesita ser lavado tan a menudo. Igualmente hay que usar un xampú específico y mascarillas o acondicionadores para darle flexibilidad y brillo.

> Si se pierden más de cien cabellos por día hay que acudir a un dermatólogo para que ponga solución al problema.

 

Diferentes peinados para diferentes rostros

> Para un óvalo perfecto y nariz pequeña, aunque todos los peinados suelen quedar bien, la media melena con volumen, con sienes despejadas y poco flequillo o la melena lisa, son ideales.

> Si se quiere que una cara redonda parezca más alargada, los cabellos rizados, de longitud media y dirigidos hacia las mejillas serán la mejor solución.

> Para dar volumen a una cara alargada, dejar despejado el centro de la frente y dar volumen a los lados, este peinado también disimula una nariz grande.

> Si los rasgos son angulosos, lo mejor es un corte recto con las puntas algo inclinadas hacia dentro, la raya a un lado y un flequillo atrevido. También es ideal para las frentes anchas.

 

 

 

© L. Sedó
Personal ImageCoach

Imagen:
Tomaz Barcellos
pexels.com

 

Publicidad