Artritis – Formas de reducir el dolor – Menú contra el reumatismo

 

[Salud]

 

La artritis es un proceso inflamatorio, probablemente de origen inmunológico, que provoca la rigidez e inflamación de las articulaciones, enfermedad muy dolorosa y frecuente a partir de los treinta o cuarenta años.
 
> En caso de artritis reumatoide, más común entre las mujeres (sobre todo si existe una predisposición genética) de más de 35 años, se recomienda hacer reposo y ejercicio moderado y tomar algún medicamento contra el dolor que haya sido recomendado por el médico.
> La artritis infecciosa es producida por un germen que entra en la articulación a través, por ejemplo, de una enfermedad infecciosa o de una herida, y allí se multiplica. Remite si se trata la enfermedad originaria, o bien con antibióticos específicos.


>
Un tercer tipo de artritis llamada por depósitos (p. e. la gota), es la producida por acumulación de ácido úrico en las articulaciones. Afecta a más hombres que mujeres, el dolor que produce es tan intenso que el paciente no puede soportar ni el más ligero roce. Para calmar el dolor son efectivos los analgésicos, y como remedio casero, aplicar compresas empapadas con agua caliente o hielo sobre la zona dolorida.

 

Síntomas:

Dolores simétricos, inflamación local sobre las pequeñas articulaciones, rigidez matutina. En estados avanzados deformaciones articulares.

En su evolución se suelen alternar periodos de mayor dolor con otros de remisión o mejora. La intensidad de los dolores no se relaciona con los cambios climáticos.

 

Cómo combatirla

> Para combatir el reumatismo es muy importante asociar a cualquier otra terapia un tratamiento desintoxicante que active el drenaje del organismo y favorezca la diuresis.

> Entre los alimentos que se aconsejan tomar está el apio, que además es muy efectivo en el tratamiento de los dolores osteomusculares.

> De carne y sus derivados tomar los menos posible, dando prioridad a los cereales integrales, las verduras, las frutas, la leche descremada y los derivados de la soja. Tomar alimentos ricos en vitaminas A, C, E y selenio (antioxidantes capaces de retardar los procesos degenerativos) como las zanahorias, los cítricos, las hortalizas de hoja verde, los aceites vegetales, la cebolla y el germen de trigo. Comer dos veces por semana pescado azul.

> Hay diversas plantas medicinales como la raíz de harpago o garra del diablo, de propiedades antiinflamatorias y que posee también efecto diurético, al igual que la ulmaria y el sauce. También la uña de gato, planta que estimula las defensas y es eficaz en los procesos inflamatorios y los de carácter degenerativo.

> Se pueden usar pomadas que contengan harpago o árnica. Lo ideal es realizar fricciones sobre la zona a la que previamente se haya aplicado calor, ya que de esta forma se facilita la penetración de la pomada. Durante el invierno utilizar lanas y tejidos que mantengan el calor y procurar aumentar el calor local de la zona dolorida.

> Siendo el colágeno el componente principal del cartílago (afectado con la artrosis), si se mejora la renovación y síntesis del mismo se mejoran también las alteraciones propias de una artrosis incipiente y la motricidad de las personas que ya padecen una artrosis crónica. Para ello es muy eficaz la ingestión de compuestos de hidrolizado de gelatina, vitaminas del complejo B y minerales como el magnesio y el silicio. También el extracto del molusco verde de Nueva Zelanda (Perna canaliculus) combinada con la dolomita y el hidrolizado de colágeno resulta efectivo.

Los tratamientos de este tipo han de ser cíclicos, con una duración de dos meses.

 

Consejos

> El baño de agua caliente contribuye a disminuir la rigidez o el agarrotamiento de las articulaciones.

> Los baños locales de vapor son eficaces para evitar las molestias musculares.

> Hervir un saquito de heno durante media hora en cinco litros de agua, verterlo en la bañera y sumergirse durante media hora.

> Dormir de 8 a 10 horas diarias utilizando una almohada baja y con una tabla debajo del colchón.

> No doblar las articulaciones en las horas de reposo.

> La natación y el caminar son los deportes aconsejados.

> Procurar no hacer fuerza con las manos.

> Usar un calzado adecuado.

> Evitar el sobrepeso.

> Pasear y andar con energía, y descansar luego las piernas colocándolas algo más elevadas que el tronco.

 

Alimentos naturales contra la artritis:

> Aceite de prímula
(Contiene ácido graso esencial gammalinoléico)

Este ácido graso no lo crea el organismo por lo que hay que ingerirlo por medio de alimentos o en preparados específicos.

Es un remedio preventivo ante el acné, la psoriasis, la hipertensión, la artritis reumatoide o el síndrome premenstrual.

> Ajo

Combate la arteriosclerosis y ayuda a evitar el infarto de miocardio. Es muy recomendable para las personas que padecen hipertensión ya que ayuda a bajar la tensión. Es un potente antibiótico natural. Combate también enfermedades óseas como la artritis y el reuma. Consumir más ajo (fresco o en cápsulas).

> Alfalfa

Contiene sodio, potasio, magnesio, fósforo, azufre, calcio, manganeso, hierro cobalto, cobre molibdeno y boro. Vitaminas K, C, D, E, U, y B12, ácido fólico y caroteno. Contiene sustancias hormonales de actividad estrogénica. Favorece las digestiones, estimula el apetito, actúa contra el colesterol, la artritis, la falta de calcio, la úlcera, las hemorragias. Es un buen diurético y antidegenerativo.

> Apio

Es depurativo, beneficia a las personas con artritis, cálculos renales, reumatismo, ácido úrico, acidez, debilidad nerviosa y depresión de ánimo.

> Frutos secos

Son una importante fuente de vitamina H (biotina), que contribuye a fortalecer las uñas y a evitar la caída del cabello. Reducen el colesterol y protegen las arterias. Por su contenido en calcio contribuyen a fortalecer los huesos y gracias a la vitamina E presentan propiedades contra el envejecimiento, contribuyen a aliviar los dolores y entumecimientos causados por la artritis.

> Pescado azul

La concentración de ácidos grasos omega-3 combate los dolores de la artritis reumatoide.

> Uvas

Actúan contra la artritis (es eficaz tomar uvas durante tres semanas y descansar 3 semanas)

> La agrimona, la caléndula, la cola de caballo y el diente de león son indicados como paliativos y preventivos. Igualmente ayudan el laurel, el jengibre, la lavanda, el enebro, la menta, la manzanilla, el rábano y el perejil. 

 

Menú tipo contra el reumatismo:

Al levantarse:

1 vaso de agua con 30 gotas de extracto de harpago

Desayuno:

1 vaso de licuado de zanahorias, col y pomelo con piel con una cucharada de germen de trigo.

2 lonchas de queso fresco con 2 biscotes de pan integral dextrinado untados con ajo y rociados con una pizca de aceite de oliva.

1 kiwi

1 vaso de leche de soja

A media mañana:

1 manzana

Comida:

1 vaso de licuado de apio

200 grs. de ensalada de endibias y diente de león con aliño de nuez (aliño: vinagre de manzana, aceite de oliva y nuez picada muy fina previamente blanqueada en leche y un poco de pimienta molida).

150 grs. de pasta integral con salsa (salsa: rehogar cebolla y ajo con trozos de atún fresco o caballa, mejillones, almejas, mucho perejil fresco y una pizca de cúrcuma).

1 yogur desnatado

1 taza de infusión de hinojo o de tomillo endulzada con miel

A media tarde:

1 zumo de naranja con una cucharada de germen de trigo.

4 almendras

Cena:

Menestra de verdura variada (judías verdes, zanahorias, espárragos, guisantes, champiñones) con un sofrito de cebolla y 2 huevos duros partidos a cuartos y agregados en el último hervor. Espolvorear con una cucharada de germen de trigo.

1 bol de arroz integral con leche de soja, canela y piel de naranja.

Al acostarse:

1 taza de infusión de ulmaria endulzada con miel

 

Remedios naturales contra la gota, la artritis y el reúma:

> Mezclar:

Avena

Canela

Gengibre

Piel de piña

Bayas de enebro machacadas

1 1/2 litros de agua

Cocer durante 20 minutos

Colarlo y guardarlo en un recipiente de cristal

Se puede tomar frío o caliente

 

> Tomar en ayunas y antes de acostarse, un vaso de agua caliente con una cucharada de vinagre de manzana y un poco de miel.

> Tomar en infusión tres veces al día alfalfa, yuca o ulmaria.

> Los baños de calor y frío son muy recomendables.

> Los bálsamos de cayena también son beneficiosos.

> Tanto la calabaza madura como el calabacín se utilizan para tratar, entre otras molestias, las producidas por edemas, inflamaciones y algunos trastornos reumáticos.

Se hierven, con su cáscara, y luego se toma el caldo o, si se prefiere, se hace puré con la pulpa y el líquido.

> Los baños de mar alivian las enfermedades reumáticas ya que el agua marina contiene, entre otros elementos, azufre, que fortalece los huesos y los tendones y es muy beneficioso contra el reumatismo.

Para aliviar el dolor:

> Poner sobre la zona afectada rodajas de cebolla.

> Poner sobre la zona dolorida una mezcla de ajo picado y aceite de oliva.

 

 

© Leonor Sedó

 

Páginas de origen de las imágenes:
ganodermaessalud.com/ganoderma-lucidum-y-la-artritis
espondilitis.eu/Nuestros_Casos_Artritis_Reumatoide.html

Ver:
Sección Salud

 

 

 

 

8 – 01-02-2017
7 – 24-02-2015
6 – 03-08-2013
5 – 17-10-2011
4 – 02-11-2010
3 – 06-09-2009
2 – 16-02-2007
1 – 11-03-2003