Tabaco y enfermedades – El tabaco está ligado sobre todo a los cánceres en la zona de la cabeza y el cuello

09 octubre 2017 | Sin comentarios | Publicado en salud, Temas
tabaco-enfermedades
  •  

    [Activa tu salud]

     

    Cuando el fumar se asociaba a ser adulto, a ser moderno. Cuando el fumar era lo más fashion. Cuando la manera de coger un cigarrillo delataba la elegancia o no de una persona. Entonces no había información a la que atenerse, nadie se preocupaba de saber qué contenía un cigarrillo. Los había mentolados, negros, rubios, largos y delgados, puritos, cigarrillos con o sin filtro. Las mujeres habían usado largas boquillas para fumar sus cigarrillos. Se regalaban estuches para guardarlos de todos los estilos y metales. El mundo del encendedor desarrolló diseños y técnicas para que los encendedores fueran piezas ideales para regalo tanto sencillo como de lujo.
    El negocio del tabaco ha movido, y aún mueve, cantidades muy importantes de dinero. Cuando se iban introduciendo productos diferentes al tabaco en los cigarrillos no hubo ley que obligara a unos análisis exhaustivos de los mismos para saber si eran peligrosos o no para la salud.

    Hasta hace muy poco en muchos lugares de trabajo la mayoría de los compañeros fumaban y los tres o cuatro que no lo hacían se pasaban ocho horas respirando el humo de los cigarrillos de sus compañeros de trabajo sin poder hacer nada. Lo más que habían conseguido era que los llamaran “fumadores pasivos”. Si se protestaba te miraban como una especie de extraterrestre. Cuando un no fumador llegaba a casa, toda su ropa, cabello y piel olía a tabaco.

    La propaganda para incitar a fumar ha sido abrumadora durante años. En películas, anuncios en calles y plazas, en el transporte público y en la televisión, y ahora, de la noche a la mañana, quien fuma lo tiene que hacer en lugares especiales, en la calle, medio escondido para que no lo señalen con el dedo o lo miren como un delincuente.

    ¿Qué está pasando? Sencillamente que los Estados pierden mucho más dinero en intentar curar las enfermedades provocadas por el tabaco que lo que ganan con el mismo. No nos hagamos la ilusión de que el Estado se preocupa por la salud del ciudadano, lo que ocurre es que las cuentas no le salen.

    La realidad es dura: los productos que contiene el tabaco no son buenos para la salud y son los culpables de diferentes enfermedades.

    El tabaco está ligado sobre todo a los cánceres en la zona de la cabeza y el cuello, por donde el humo del tabaco que se inhala pasa hasta llegar a los pulmones. Los órganos que no están expuestos de manera directa al humo se pueden ver afectados porque algunos productos cancerígenos del tabaco son absorbidos en la sangre y transportados por todo el cuerpo.

     

     

    Tipos de cáncer: 

    Labio
    Boca
    Lengua
    Glándulas salivares
    Esófago
    Faringe
    Laringe
    Tráquea
    Mama
    Páncreas
    Colon

    (fumar dobla el riesgo de padecer cáncer de colon)
    Cuello del útero
    Vulva
    Pene
    Riñón
    Vejiga urinaria

    (en el mundo occidental el tabaco causa cerca del 70% de los cánceres de vejiga)
    Pulmón
    Es el más frecuente de todos los cánceres y el más mortal. En España, en torno al 90% de los cánceres de pulmón se diagnostica en fumadores. Es más común en los hombres, aunque cada vez son más las mujeres que lo sufren.

    Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

    El tabaco es el causante directo de esta patología. Se calcula que para el año 2020 será la tercera enfermedad más frecuente en todo el mundo. La pérdida progresiva de alvéolos pulmonares reduce la capacidad respiratoria. Agrava las otras infecciones pulmonares. El asma, la pulmonía, etc., no tienen su causa directa en el tabaco, pero empeoran si se fuma. El tabaco también produce tos crónica y aumento de la expectoración y de los ruidos respiratorios (sibilancias).

    El tabaco aumenta el riesgo de sufrir infarto al corazón, trombosis cerebral, enfermedad arterial periférica (afecta negativamente la circulación de la sangre, en particular de las piernas, y contribuye a padecer infecciones y amputaciones) y trombosis venosa (en combinación con el consumo de anticonceptivos orales). Aumenta la probabilidad de sufrir arritmias.

     

    Otros efectos

    > En embarazos
    Niños con menor peso al nacer, mayor tasa de abortos y partos prematuros, complicaciones placentarias. Puede afectar al crecimiento y desarrollo físico y mental del niño a medio y largo plazo.

    > Envejecimiento prematuro
    La piel se reseca y surgen arrugas antes de tiempo.

    > Impotencia
    La disfunción eréctil se origina debido a los problemas cardiovasculares que provoca el tabaco.

    > Estomatitis del fumador
    Aparición de pequeños nódulos blancos en el paladar.

    > Cambios en la coloración de los dientes
    Se vuelven amarillos o grisáceos.

    > Halitosis

    > Alteraciones del gusto y del olfato

    > Enlentecimiento del proceso de cicatrización de heridas
    La nicotina, el monóxido de carbono y la cianidina de hidrógeno, sustancias del tabaco, hacen que las heridas tarden más en cicatrizar.

    > Alteración de la cantidad y calidad del sueño

    > Adelanto de la menopausia

     

     

    Equipo Torrese

    Datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad.
    Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo.
    Departamento de Neumología del hospital Clínic de Barcelona.
    Organización Mundial de la Salud.

     

    Más:

    El tabaco mata 

    México: Tabaquismo y cáncer de mama 

    Cáncer bucal 

    El tabaco contiene más de 4.000 sustancias químicas activas  

    Comité Nacional para la prevención del tabaquismo

     

    Página de origen de la imagen:
    embarazo.soloparachicaa.net




     

     

     

    7 – 17-06-2016
    6 – 31-07-2014
    5 – 26-09-2013
    4 – 22-11- 2011
    3 – 06-04-2010
    2 – 08-11-2006
    1 – 16-01-2006


    3423 visitas, 2 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_two_b-copia
    • Archivos

    • Newsletter