Osteoporosis, la epidemia del siglo – Pérdida o reducción de la densidad del hueso

20 abril 2017 | Sin comentarios | Publicado en salud, Temas
osteoporosis-epidemia-siglo
  •  

    [Activa tu salud

     

    Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida o reducción de la densidad del hueso debido a la pérdida del tejido óseo normal, quedando éste frágil y lleno de pequeños agujeros por lo que es mayor el riesgo de fracturas. A fecta al 40% de la población femenina y al 12% de la masculina y se la considera como la epidemia del siglo.

    El esqueleto alcanza su plenitud a los 30 años, a partir de este momento el hueso sufre una pérdida de algo más del 0,10 de masa ósea por década, de forma que a los 70 años le queda sólo el 45%.

    En los hombres el proceso avanza desde los 55 años, a un ritmo dos veces más lento que en las mujeres: un 5% de pérdida por década.

    Las mujeres con menopausia cuentan con un factor añadido negativo: la menor cantidad de estrógenos que repercute por lo tanto en la acción metabólica sobre el calcio, haciendo que los huesos pierdan densidad y se fracturen con más facilidad.

     

    Los factores de riesgo son varios:

    Ser mujer, tener un bajo índice de masa corporal, ser de complexión delgada, período fértil corto, edad precoz de menopausia, baja actividad física, bajo consumo de leche y derivados lácteos, falta de exposición al sol, déficit en vitamina D o malnutrición, consumir cafeína, alcohol y tabaco de forma habitual y una historia familiar de fracturas óseas.

    Pueden ser causa de la aparición de la osteoporosis enfermedades de tipo endocrino (diabetes, hipertiroidismo), gastrointestinales y hepatobiliares, anorexia nerviosa, artritis reumatoide o enfermedades cancerígenas.

    Esta enfermedad se puede detectar por radiografía (con este sistema sólo se detecta cuando ya se ha perdido un 30% de la masa ósea). En los análisis de sangre se puede precisar la velocidad con la que se va destruyendo el hueso.

    Su prevención debería empezar en la infancia continuando a lo largo de toda la vida. Las medidas preventivas fundamentales son consumir dietas ricas en calcio, bajas en cafeína y no abusar de las proteínas, fósforo y vitamina D. Los valores requeridos de calcio son de 1.500 mg/día en mujeres embarazadas y menopáusicas y en los niños en la edad de crecimiento; para el resto de la población con 800 o 1.000 mg/día es suficiente.

    La dieta es importantísima. El calcio es el mineral esencial en la constitución del hueso, también hay otros minerales implicados en su formación y mantenimiento como el zinc, el magnesio, el flúor, el silicio y el boro. Para garantizar unas condiciones normales, las cantidades que necesita el hueso están en el entorno de 1.200 mg diarios. La vitamina D es importante ya que se encarga de metabolizar el calcio, sin ella no serviría de nada ingerir estos minerales. La vitamina D se encuentra en el pescado azul y los lácteos sin desnatar. No obstante un exceso de fósforo en el organismo obstaculiza la asimilación del calcio y demasiadas proteínas pueden deteriorar la masa ósea.

    En un hueso afectado la posibilidad de rotura puede incrementarse en un 90%. Es primordial el ejercicio para tener unos huesos fuertes. Un paseo diario de 30 minutos y tomar el sol para sintetizar la vitamina D sería idóneo.

    Hacer ejercicio estimula que el calcio se fije en el hueso. En las mujeres jóvenes cualquier ejercicio físico ayuda a mantener el equilibrio entre la formación y la destrucción del hueso. Es por ello imprescindible la práctica continuada de un deporte antes de que aparezca el problema. Por lo que respecta a las mujeres que ya presentan algún riesgo de fractura, la natación está en los deportes más recomendables, siempre realizado bajo supervisión y los consejos de un experto o fisioterapeuta. En casa, es bueno seguir una tabla de ejercicios y practicarlos con regularidad.

    Los ejercicios destinados a potenciar la fuerza muscular son los más eficaces, mientras que correr o pedalear son los menos apropiados.

    La terapia hormonal sustitutiva (THS) suaviza los efectos de la menopausia al aumentar los niveles de estrógenos. Otra opción terapéutica son los inhibidores de la reabsorción ósea como el calcio, la calcitonina y la vitamina D, y los agentes de reconstitución de masa ósea, como los bifosfatos, entre los que destaca el alendronato sódico (fármaco que reduce el riesgo de fractura de cadera y de muñeca en más de la mitad de los casos). También son eficaces los esteroides anabólicos que estimulan la formación de sustancia ósea. Hay que tener en cuenta, pero, que su uso continuado tiene efectos secundarios.

    Existe en el mercado un nuevo fármaco que crea hueso nuevo, gracias a su contenido en teriparadida subcutánea de origen recombinante, un fragmento de la conocida como hormona paratiroidea, una proteína de nuestro cuerpo que consta de 84 aminoácidos. Administrado una vez al día, se estimula la formación de masa ósea nueva, al aumentar el número y la actividad de las células que crean el hueso, denominadas osteoblastos. (Antes de tomar cualquier medicación consultar con el especialista). Más información: www.consumer.es (ir al buscador).

    La mayoría de población afectada por esta enfermedad son mujeres.

    Es una de las dolencias más importantes que afectan a la población occidental (uno de cada tres mayores de 65 años la padece).

     

     

    Equipo Torrese

     

    Ver:
    Osteoporosis: Las mujeres temen encoger
    Menopausia: Espacio de cambio y creatividad
    La menopausia y la salud de los huesos
    Envejecimiento: Causas y cuidados
    La menopausia y la salud
    Tratamientos en la menopausia
    Menopausia y cambios en la piel
    La soja y sus múltiples cualidades  

     

    Página de origen de la imagen:
    webmd.com/osteoporosis/ss/slideshow-osteoporosis-overview



     

     

     

     

    5 – 23-02-2016
    4 – 20-04-2013
    3 – 16-10-2012
    2 P. 10-08-2006

    1 P. 14-01-2004


    3961 visitas, 6 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_one_b
    • Archivos

    • Newsletter