Miedo a quedarse calvos – Diferentes tipos de alopecia y posibles soluciones

10 octubre 2017 | Sin comentarios | Publicado en En Masculino, salud, Temas
miedo-quedarse-calvo
  •  

    [En Masculino / Salud]

     

    La pérdida de cabello es una de las principales preocupaciones estéticas en hombres y mujeres.

     

    “Dentro de cien años, todos calvos” dice el refrán que, no obstante, no es consuelo para nadie, ni mucho menos tranquilizante, entre otras cosas porque la caída del cabello, conocida como alopecia y cuyo resultado es la calvicie, sea de forma natural o no, y sobre todo si es prematura, para quien la padece no es algo que haya que tomarse a broma, sino más bien una desgracia que para muchos puede devenir en gran preocupación.

    Las estadísticas revelan que por lo menos un tercio de la población masculina manifiesta temor a quedarse calvo, quizá porque el 80% considera que el pelo es un elemento fundamental de su imagen. De acuerdo con las conclusiones del Estudio Foltène 2007 sobre la repercusión y percepción de la alopecia en hombres y mujeres, la pérdida de cabello afecta al 40,7% de los hombres y al 34,4% de las mujeres, y es una de las principales preocupaciones estéticas en ambos sexos (el 52% de los mil encuestados lo sostiene), con un fuerte impacto en su autoestima y relaciones socio-laborales. “Envejece el aspecto” es la respuesta más frecuente para explicar dichos temores.

    No obstante, una encuesta europea del Instituto Gallup sobre el tema ha puesto de relieve que en la actualidad, sólo algo más de 6% de los españoles con alopecia sigue un tratamiento prescrito por un dermatólogo. Ante los primeros síntomas de pérdida de cabello, las mujeres acuden a la peluquería en busca de soluciones, mientras los hombres confiesan no recurrir a ningún especialista. Pero aunque los hombres presenten mayor índice de caída, son las mujeres las que tienen más inquietud ante el problema, inquietud que aumenta en las más jóvenes.

     

    Alopecia adquirida

    En un cuero cabelludo sano hay alrededor de 100.000 cabellos. En una situación normal se produce una caída diaria de unos 100 cabellos. A partir de una caída de 250 cabellos al día, ya hay que empezar a hablar de caída masiva y de principio de alopecia. En este caso, el especialista deberá detectar si la alopecia se produce por una causa congénita o adquirida. Las alopecias adquiridas pueden ser de distintos tipos, producidas por determinados productos químicos (medicamentos, cosméticos, etc.) o por situaciones fisiológicas especiales como el postparto, traumas, perturbaciones del estado general, diabetes, infecciones por hongos, fiebre elevada, cirugías, alteraciones en la función tiroidea, malnutrición, cáncer, etc. En ambos casos una vez que se consigue eliminar la causa la alopecia desaparece de manera gradual.

     

    Causas

    Entre las causas más comunes consideradas desencadenantes de alopecia se encuentran factores como el estrés y otros factores emocionales, cabellos descuidados o aseo con productos inadecuados, una mala alimentación, ciertas enfermedades y determinados medicamentos, además del factor genético.

    El estrés suele ocasionar una caída difusa por todo el cuero cabelludo o localizada en zonas concretas, de forma circular (alopecia areata). Las dietas desequilibradas o simplemente una mala alimentación conllevan desarreglos en el aporte de los nutrientes que necesita el organismo, lo que a su vez puede alterar la fortaleza del cabello y debilitarlo. Otro factor que propicia la caída del pelo es la anemia y el déficit de hierro, si bien aquí la alopecia puede ser reversible con un tratamiento oportuno.

    En estos casos es conveniente la administración de suplementos minerales y vitamínicos, especialmente en personas que siguen dietas, deportistas, convalecientes y personas en situación de estrés o cualquier otro estado carencial. Entre los medicamentos causantes de caída del pelo se encuentran los anticoagulantes, las medicinas utilizadas para la gota, los quimioterápicos anticancerígenos, el exceso de vitamina A, antidepresivos, etc.

    Otro punto a tener en cuenta reside en la aplicación abusiva de tratamientos cosméticos de mala calidad, agresivos y continuos que pueden debilitar y romper el tallo capilar. El lavado y peinado excesivos y con productos inadecuados también lo dañan y provocan un desequilibrio en la capa grasa del cuero cabelludo.

     

    Alopecia androgénica

    El factor al parecer más decisivo en la aparición de la alopecia es la herencia,en cuyo caso se habla de alopecia androgénica o androgenética, también denominada calvicie vulgar, y que tiene una distribución típica en los varones, con ausencia del cabello en zonas frontal, parietal y temporal y conservación en la zona occipital. Este tipo de alopecia es la más común, se da sobre todo en el hombre, se inicia entre los 20-30 años de edad y se completa hacia los 50. Cuanto más pronto se produce, mayor es el impacto psicológico en la persona y más negativamente puede incidir en su vida personal y social.

    El origen de la alopecia androgénica reside en la DHT (dihidrotestosterona), un derivado hormonal presente en niveles elevados en el cuero cabelludo de los alopécicos. La DHT contribuye a acortar la fase de crecimiento del cabello, de forma que los nuevos cabellos que nacen no alcanzan ni el tamaño ni el grosor de sus predecesores, haciéndose casi invisibles. El número de cabellos disminuye, pero la raíz del pelo permanece viva, por lo que en cualquier momento puede reactivarse.

    Pero si bien la presencia excesiva de DHT puede suponer el punto de partida de este proceso alopécico, se estima que en realidad es un conjunto de factores (herencia genética, perfil hormonal, conductual, etc.) el que a la postre conduce a la caída definitiva del cabello. Este origen multifactorial será muy tenido en cuenta por el especialista a la hora de aplicar un tratamiento.

     

    Ciclo afectado

    El proceso de la alopecia androgenética conlleva un cambio en el pelo del cuero cabelludo: se miniaturiza, disminuye el tamaño del bulbo y del cuerpo del cabello, y el folículo produce cabello fino y de diámetro pequeño, tipo vello. Con la progresiva miniaturización del cabello del cuero cabelludo, se detiene la producción de pigmento y el área afectada puede parecer calva mucho antes de que se pierda totalmente el cabello.

    También se ve afectado el ciclo del cabello: se observa una reducción del número de cabellos en fase anágena (fase de crecimiento) y un aumento relativo de los folículos en telógeno (fase de reposo). No existen elementos que permitan predecir cuánto cabello perderán los varones con alopecia androgenética, aunque quienes comienzan a perder el cabello entre los 20 y los 30 años de edad tienen más probabilidades de perder una mayor cantidad que aquellos en los que la caída del cabello comienza en edades más avanzadas.

    En cuanto a la mujer, la alopecia androgénica suele observarse por primera vez alrededor de los 30-40 años, y se cree que su aparición coincide con cambios hormonales. Además del origen genético y de la presencia de DHT, entre los factores adicionales que pueden causar calvicie en las mujeres están la tracción persistente con colas de caballo o moños, y el inicio o finalización de la toma de anticonceptivos orales. La pérdida de estrógenos en la menopausia puede explicar que el cabello sea más fino a esa edad.

     

    Tratamiento

    En la actualidad, sólo el 6,4% de los españoles que tienen este problema siguen un tratamiento. Es importante en este aspecto advertir sobre la publicidad engañosa y productos milagro que tanto proliferan en torno al problema de la calvicie. Algunos “remedios” de la cultura popular para combatir la alopecia como cortarse el pelo o incluso raparse la cabeza son en realidad medidas inútiles frente a la calvicie. El hecho de que la calvicie sea por una causa genética no quiere decir que no tenga solución, pues si se actúa a tiempo se puede detener el proceso o, incluso, recuperar parte del cabello perdido. Hoy en día existen medicamentos eficaces contra la alopecia (minoxidil y finasteride). Por otra parte, existen champúes especialmente preparados que tienen una función específica terapéutica y contribuyen a sanar el cabello aquejado de alguna alteración, pero no existe ningún champú anticalvicie o que evite la caída de cabello, aunque ayude a ralentizar el proceso alopécico.

    Capítulo aparte son los trasplantes capilares o técnicas quirúrgicas, que están considerados como un último recurso ante la alopecia radical y que están obteniendo buenos resultados. Consisten en trasplantar a la parte afectada folículos inmunes al DHT, por medio de procedimientos quirúrgicos. Tanto por el coste que suponen, como porque no tienen vuelta atrás, es necesario informarse antes convenientemente.

     

    Tipos más frecuentes de alopecia

    ➤ Alopecia areata: trastorno caracterizado por la pérdida repentina de cabello en una zona determinada; el cabello vuelve a crecer después de varios meses, pero si se pierde el pelo de todo el cuerpo de forma repentina es posible que no vuelva a recuperarse. La causa de este tipo de calvicie es desconocida, si bien se relaciona frecuentemente con periodos de estrés.

    ➤ Alopecia tóxica: puede sobrevenir tras un episodio de fiebre elevada o enfermedad grave. Determinados medicamentos y algunas enfermedades pueden ser sus desencadenantes. Esta condición se caracteriza por la pérdida temporal de cabello.

    ➤ Alopecia cicatrizal: aparece en zonas donde ha habido un proceso de cicatrización. Las cicatrices pueden tener su origen en quemaduras, heridas o terapia con rayos X. Otras enfermedades como el lupus, infecciones de la piel bacterianas o por hongos, liquen plano, sarcoidosis, tuberculosis o cáncer de piel también pueden provocar la caída del cabello.

    ➤ Tricotilomanía (arrancamiento del cabello): muy común en niños, a la postre puede ser causa de calvicie.

    ➤ Alopecia androgénica o androgenética, también denominada calvicie vulgar, es la más común y se observa más habitualmente en el hombre.

     

    Fuente: Universidad de Virginia. Estados Unidos.

    Consulte con su dermatólogo o su farmacéutico. Sólo ellos pueden ofrecerle soluciones eficaces frente a la alopecia.

     

    El Periódico de la Farmacia
    Publicación de información sanitaria, nº 52
    http://www.elperiodicodelafarmacia.com/ 

     

     

    Páginas de origen de las imágenes:
    terra.com.co/farandulaytv/galerias/gal41080.htm
    radiojoe106.com/rj/2011/los-calvos-tienen-esperanza-con-un-nuevo-descubrimiento

     

         

     

     

     

     

    6 – 02-04-2016
    5 – 11-10-2014
    4 – 18-11-2012

    3-  07-10-2012
    2 – 07-03-2010
    1 – 14-06-2008

    2ª quincena marzo 2008, año 4


    4416 visitas, 2 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_two_b-copia
    • Archivos

    • Newsletter