El Hotel Carlemany y la ciudad de Girona

08 noviembre 2018 | Sin comentarios | Publicado en Temas, Viajes
hotel-carlemany-girona-ok
  •  

    [Viajes - Hoteles]

     
    Girona va asociada al recuerdo de uno de los príncipes más remarcables de la historia de occidente: Carlomagno. Dada la escasa documentación de aquella época ha sido imposible establecer con rigor las relaciones que tuvo el emperador con la ciudad de Girona, pero en la ciudad persiste una tradición oral perseverante de Carlomagno, que hace del todo inimaginable que ésta no se apoye sobre una base histórica real.

    Es este sentimiento tan arraigado que el hotel ha querido recoger y hacerse su portavoz convirtiéndolo en su emblema, para que sea también confirmación del espíritu abierto e internacional del mismo, en la línea del que fue verdadero adalid de la civilización. Aquel a quien, por su grandeza, se le dio el nombre de Carlos Magno, es decir, el grande, conocido hoy como Carlomagno.

    hotel-carlemany-girona-550-habitaciones
    Imagenes cedidas por gentileza del hotel Carlemany

    El nombre del hotel fue escogido en un concurso y mediante votación popular entre los ciudadanos de Girona. De los diferentes nombres propuestos ganó: Carlemany. El hotel, de cuatro estrellas, construido en 1994, ha ido siendo renovado. Dispone de suites familiares, ejecutivas, minisuites, suite Carlemany o Privilege. Las habitaciones son amplias y confortables y el servicio es inmejorable.

    En la planta baja se encuentra el restaurante gastronómico Pati Verd, donde también se sirven los desayunos a quien se hospeda en el hotel. El espacio, rodeado de vegetación, irradia armonía a los comensales. Se puede disfrutar de otro espacio culinario, Indigo, con una carta ligera con productos de temporada, donde se pueden paladear magníficos cócteles antes o después de la cena.

    hotel-carlemany-girona-pati-verd-indigo
    Imagenes cedidas por gentileza del hotel Carlemany

    El hotel Carlemany está situado en el centro de Girona, en la plaza Miquel Santaló i Pavor, cerca de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y muy próximo a la estación. Dispone de espacios para reuniones de negocios, salones para banquetes y cafetería.

    A los amantes del arte informarles que el establecimiento cuenta con un fondo importante de arte contemporáneo expuesto en sus dependencias. Entre las obras se encuentran un toro de E. Xargay (1927) y un tapiz de Carles Delclaux (1955) diseñado por Pere Llosas, que transporta al espectador a un hermanamiento entre la ciudad de Girona, uno de los límites donde llegó el emperador Carlemany, y Aquisgrán, capital de su reino.

    hotel-carlemany-girona-550-arte-sala-conveciones
    Fotografías: ©2015 L. Sedó

    Tiene obra de Gil Granero (1956), Regina Giménez (1966), Didier Lourenço (1968), Miguel Codorniu (1966), o Carles Cortilles (1966). El hotel también organiza algunas exposiciones de arte y de esta manera contribuye a enriquecer la oferta cultural de Girona.

    Entre los personajes conocidos que hemos encontrado en el libro de firmas del hotel Carlemany destacamos a las actrices Nuria Espert y Ariadna Gil, los políticos José Mª Atutxa y Rosa Díaz, el dibujante Ibañez, los escritores Quim Monzó y Javier Cercas, los compositores Joan Guinjoan y Xavier Monsalvatge, el humorista Forges, el ciclista Lance Amstrong, el actor Lluís Soler, el bailaor Antonio Canales y los cantoautores Georges Moustaki y Joan Manel Serrat.

    Es un  lugar diferente, moderno y acogedor, que quiere hacer que sus clientes se sientan como en su casa por lejano que sea su origen.

     

    Girona

    La ciudad, atravesada por los ríos Ter, Güell, Galligants y Onyar, está situada a 75 m sobre el nivel del mar. Su Casco Histórico o Barri Vell es uno de los más evocadores de Catalunya, contando con elementos monumentales únicos en Europa. Se encuentra delimitado en el este por el llamado Paseo de la Muralla, el camino de ronda de las antiguas murallas carolingias (s. IX) y del bajo medievo (s. XIV y XV). Entre sus monumentos destacan el Call, antiguo barrio judío, de los mejor conservados de Europa y foco de atracción del turismo en la zona.

    Las famosas y coloridas casas colgantes sobre el río Onyar fueron construidas a lo largo de los siglos al lado del río y ofrecen una imagen espléndida de una pequeña ciudad mediterránea. Todas las fachadas fluviales están pintadas siguiendo la paleta cromática conferida por Enric Ansesa, Jaume Faixó y los arquitectos J. Fuses y J. Viader.

    hotel-carlemany-girona-550-4
    Fotografías: ©2015 L. Sedó

    En nuestra visita hemos paseado por la ciudad: los Baños árabes, la rambla de la Libertad, la Plaza de la Independencia, los tres puentes sobre el río Onyar, el edificio de correos con diseño de los arquitectos Eusebi Bona y Enric Catà i Catà y el antiguo hospital de Santa Caterina.

    Hemos visitado el Teatro Municipal, que está documentado en 1769, y que se reformó de forma integral entre 1857 y 1860 de la mano del arquitecto municipal Martí Sureda. El teatro, con forma de herradura y con una gran caja escénica, sigue los patrones de los teatros isabelinos que en aquel momento aparecieron por toda España.

    El Museo del Cine está situado en la calle Santa Clara y contiene la colección de Tomàs Mallol. En él viajamos a través del tiempo: desde las sombras chinescas, pasando por la linterna mágica, el nacimiento de la fotografía y el invento de los hermanos Lumière: el Cinematógrafo.

    hotel-carlemany-girona-550-5
    Fotografías: ©2015 L. Sedó

    La catedral de Santa María, construida entre los siglos XI y XVIII, presenta tres estilos arquitectónicos principales, sucesivos: románico, gótico y barroco. Su claustro es románico, con interesantes capiteles historiados. Posee una grandiosa nave única, de estilo gótico, que es la segunda más ancha del mundo. La primera está en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

    Para acceder al templo hay una magnífica escalinata construida en tiempos del obispo Pontich, entre los años 1686 y 1699, con noventa escalones distribuidos en tres tramos, y balaustrada de piedra a sus lados. La fachada principal es de estilo barroco.

    La historia de la ciudad se remonta a los asentamientos de los íberos de la tribu de los indigetes en los poblados que rodean y cierran el Llano de Girona. Hacia el 77 a. C. Pompeyo construyó un oppidum sobre la Vía Heráclea y los ocupantes romanos fundaron la originaria Gerona, denominada en latín Gerunda.

    hotel-carlemany-girona-550-6
    Páginas de origen de estas imágenes: manualitats.marharo.com – temporada-alta.net

    Entre sus fiestas populares destacamos “Girona, Temps de Flors (Gerona, Tiempo de Flores)” que empezó a celebrarse en 1955 durante la tercera semana de mayo. Comenzó como una sencilla exposición de flores en la iglesia de Santo Domingo de Girona, organizada por la Sección Femenina de la FET y de las JONS. A lo largo de los años fue evolucionando hasta convertirse en una muestra de creaciones florales en la iglesia mencionada.

    Hacia mediados de los años 90 del siglo XX, el ayuntamiento, presidido por Joaquim Nadal i Farreras, decidió convertirla en algo que implicara a toda la ciudad. Así pues los monumentos de la ciudad se adornan y los propietarios de los patios particulares del Barrio Viejo abren sus puertas al público durante esta semana. Los creadores florales llenan la ciudad de bellas obras realizadas con flores. Es un espectáculo digno de ver.

    Otro importante acontecimiento cultura se desarrolla en Girona y Salt, desde 1992: El Festival Temporada Alta o Festival de Teatro de Otoño de Catalunya.  Dura los meses de octubre, noviembre y diciembre y se ha convertido en uno de los mejores festivales de España, siendo referente entre los principales festivales europeos.

    hotel-carlemany-girona-550-7-ok
    Fotografías: ©2015 L. Sedó / Marina Torné

    Como promulga el portal girona.cat, Girona es una ciudad a escala humana pero con el atractivo de las grandes ciudades. Dar un tranquilo paseo por el núcleo histórico, visitar sus monumentos y museos, recorrer cómodamente sus calles y plazas disfrutando de los servicios turísticos, de la oferta cultural y comercial, de los festivales, los restaurantes… son solo algunas de sus múltiples propuestas. La ciudad está viva y siempre tiene sorpresas que ofrecer.

     

     

    Equipo Torrese 

     

     

     

    2 – 18-01-2017
    1 – 21-04-2015

     

     

     

     

     


    2093 visitas, 3 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_two_b-copia
    • Archivos

    • Newsletter