Historia de las lentes de contacto – Del cristal corrector a las lentillas que imitan la córnea humana y las lentillas inteligentes

20 junio 2017 | Sin comentarios | Publicado en salud, Temas
lentes-contacto-historia
  •  

    [Salud

     

    La comercialización de las primeras lentes de contacto para la corrección visual a mediados del siglo XX supuso una revolución en el campo de la visión, una innovación que generó una gran expectación pero también un cierto temor y desconocimiento entre la población.

    Desde entonces, la constante investigación ha permitido la aparición de innovadoras tecnologías en el ámbito de la contactología, hasta el punto de que hoy en día ya son 125 millones de personas las que escogen este método para la corrección de sus problemas refractivos1.  
    En España, un 4,2% de la población se decanta por este método de corrección. Un 61% de quienes utilizan lentes de contacto son mujeres, mientras que sólo el 39% son hombres2.

    De forma global, del 69,46% de los españoles con problemas refractivos son las mujeres (53%) quienes tienen mayor necesidad de corrección visual. Miopía (28% de la población), presbicia -o vista cansada- (28%), astigmatismo (26%) e hipermetropía (14%) son las patologías de déficit visual más comunes entre los españoles2.
     

    Del cristal corrector a las lentillas de contacto que imitan a la córnea humana

    Mucho han cambiado las cosas desde que Leonardo Da Vinci asegurara, ya en el siglo XVI, que mirar a través de un cristal con agua podía mejorar la visión. La evolución que han experimentado las lentillas durante el último siglo ha propiciado la aparición de lentes de contacto de hidrogel de silicona, de lentillas resistentes a los depósitos, de lentillas multifocales que corrigen la presbicia (vista cansada) en todas sus etapas, lentillas de colores naturales e incluso de unas lentes de contacto de última generación capaces de imitar la superficie de la córnea humana para ofrecer la máxima adaptación al usuario y un confort duradero a lo largo de la jornada.

    S. XVI:

    > 1508: Leonardo Da Vinci identifica los principios de las lentes de contacto demostrando que, si se mira a través de la parte inferior de un recipiente de cristal lleno de agua, se puede modificar la visión.

    S. XIX:

    > 1888: El físico suizo Adolf Eugen Fick produce la primera lente de contacto para la corrección de problemas refractivos, concretamente miopía e hipermetropía, utilizando un segmento de una esfera de cristal. Estas primeras lentes eran muy pesadas y sólo se podían llevar algunas horas.
    Jean Baptiste Eugene Kalt fue uno de los primeros oftalmólogos en utilizar una lente de contacto corneal hacia 18884.

    S. XX:

    > 1930: Theodore Obrig, John Mullen e Istvan Gyorrfy consiguieron por primera vez lentes completamente fabricadas en material plástico. Utilizaron una variedad de polimetil metacrilato (Perspex)4.

    > 1940: Obrig y Salvatori fundaron los Obrig Laboratories en Nueva York en 1938. Durante la década de 1940 y principios de la de 1950, los libros de estos autores fueron la fuente de información más importante sobre lentes de contacto. Esta empresa y Precision-Cosmet fueron durante la década de 1940 los mayores fabricantes de lentes de contacto4.

    > 1943: Bier presentó las lentes minimum clearance (mínimo espacio entre la córnea y la lente), con las que no era necesario interponer un líquido entre ellas y la córnea. Las denominó lentes “transcurvas” debido a que incluyó una curva de transición entre córnea y esclera4.

    > 1946: Ridley fundó el primer departamento de lentes de contacto, en el Moorfields Eye Hospital de Londres, interesándose especialmente en su uso terapéutico4.

    > 1948: Se empezaron a producir en Estados Unidos las primeras lentes de contacto corneales. La solicitud de autorización de patente fue presentada en ese año y concedida en 1950. Kevin Tuohy, que empezó siendo un colaborador técnico de los Obrig Laboratories de Nueva York y Montreal y más tarde socio del Solex Laboratory de Solon Braff; está considerado el descubridor de las lentes corneales de PMMA -lente de contacto de plástico, hecha de Polimetilmetacrilato (PMMA)-4.

    > 1950: La innovación presentada tres años antes permitió que a principios de la década se comercializasen las primeras lentes de contacto en el mercado.

    > 1972: Se introduce la primera lente de contacto blanda de hidrogel, que incorpora agua, hecha con hidroxietilmetacrilato (HEMA). Proporciona a los usuarios una lentilla que permite un mayor paso del oxígeno.

    > 1974: Aparece la primera lentilla rígida de gas permeable (RGP), un tipo de lentillas duras que ofrecen mayor comodidad al estar compuestas por un material que permite una mayor oxigenación del ojo. El mismo año se comienza a comercializar la primera lente de contacto blanda para la corrección del astigmatismo.

    > 1983: La FDA (Food and Drug Administration) aprueba las primeras lentes de contacto bifocales, que permiten corregir más de un problema refractivo con un solo par de lentillas.

    > 1984: Aparecen las primeras lentes de contacto de color.

    > 1987: Llegan al mercado las primeras lentillas desechables.

    > 1993: Los usuarios disponen, por primera vez, de unas lentes de contacto blandas desechables de uso diario que les permiten utilizar unas lentillas nuevas cada día.

    > 1998: Las lentillas de hidrogel de silicona revolucionan el mercado de las lentes de contacto gracias a un material que aumenta todavía más el paso de oxígeno de la lente al ojo, con una capacidad de humectar al ojo nunca antes vista en las lentes tradicionales.

    S. XXI:

    > 2000: Las innovaciones en lentes de contacto incluyen materiales con mayor transmisibilidad de oxígeno, una hidratación que se activa con cada parpadeo, y diseños mejorados capaces de corregir el astigmatismo (lentillas tóricas) y la presbicia (lentillas multifocales).

    > 2011: Nace la última generación en lentes de contacto diarias, las lentillas de gradiente acuoso. Gracias a una transición gradual en el contenido de agua del núcleo (33%) a la superficie (80%*) y al uso de diversos materiales (hidrogel de silicona en el núcleo y superficie de gel hidrófila no siliconada), estas lentillas combinan una elevada lubricidad con una gran respirabilidad3, siendo así capaces de imitar a la superficie de la córnea.

     

    El presente y futuro de las lentes de contacto

    Existen instituciones y laboratorios que están investigando el desarrollo de lentes de contacto inteligentes. Se están desarrollando prototipos  capaces de medir los niveles de glucosa del ser humano. Estas lentes de contacto inteligentes utilizan sensores en miniatura y antenas más delgadas que un cabello humano para medir y compartir los niveles de glucosa en sangre, convirtiéndose así en un producto extremadamente útil para personas con diabetes.

    Igualmente estas lentes de contacto serían capaces de medir temperaturas, niveles de alcohol en sangre, alergias o incluso procesar datos reales como los precios o las señales de tráfico, lo que se convertiría en un primer paso hacia la realidad aumentada.

    También se está trabajando en unas lentes de contacto inteligentes capaces de combatir el glaucoma, una enfermedad ocular que resulta en una pérdida de visión total o parcial con el paso del tiempo. La misión de estas lentes de contacto es medir las variaciones de presión ocular, alertando tanto a su propietario como al médico en caso de detectarlas.

    En otro orden que no es el de la salud se está experimentando con las lentes de contacto fotográficas, los que diversos sensores implantados en las mismas permitirían sacar fotografías con un simple guiño de ojos.

    La universidad de Michigan han desarrollado lentes de graneo capaces de capturar todo el espectro infrarrojo, lo que permitiría gozar de visión nocturna, entre otras muchas aplicaciones.

     

     

    Equipo Torrese
    www.39ymas.com

    _______________

    Referencias:
    *Based on laboratory testing before application on eye; Alcon data on file, 2011.
    1 Visual impairment and blindness – World Health Organization, May 2009.
    2 Vanmarsenille D, Conem, C. Vandoorslaer, N. Vision Needs Monitor 2012.
    3 Angelini TE, Nixon RM, DunnAC et al. Viscoelasticity and mesh-size at the surface of hydrogels characterized with microrheology. ARVO2013;E-abstracts 500, B0137.
    4.oftalmo.com

     

     

     

    1 – 19-05-2017
           


    2997 visitas, 2 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_four_b
    • Archivos

    • Newsletter