El cerebro y la pérdida de memoria – Ejemplos para activar la memoria y el cerebro

22 agosto 2018 | Sin comentarios | Publicado en família, salud, Temas
cerebro-perdida-memoria-talleres-memoria
  •  

    [Familia - 3ª Edad / Salud]

     

    Se está avanzando mucho en el estudio entorno a la memoria y algunas  investigaciones parten de las siguientes preguntas: ¿Cuál es la razón química del olvido?, ¿por qué olvidamos unas cosas y otras no?

    La memoria depende del tiempo: se torna más consistente cuanto mayor es el período de entrenamiento. No obstante, aun después de un aprendizaje eficiente, las informaciones almacenadas en el cerebro se desvanecen, a menos que se las utilice con frecuencia.

    En 2002 se publicó que un equipo de científicos del Instituto de Biología Celular de Zúrich (Suiza) había descubierto una proteína que contribuye activamente al olvido de las informaciones almacenadas en la memoria. Se trata de la llamada “proteína fosfatasa 1″ (siglas en inglés PP1), considerada como un regulador del olvido, según los investigadores, que publicaron su descubrimiento en la revista científica Nature. Los expertos explicaron que la activación excesiva de la proteina fosfatasa 1 (PP1) a medida que se envejece podría ser la causa de la pérdida de información.

    Tras realizar pruebas en ratones, los científicos descubrieron que los que tenían niveles inferiores de PP1 eran menos proclives a olvidar que los que tenían niveles altos, los ratones a los que se les habían realizado las pruebas recuperaron la memoria cuando se les bloqueó la acción de la enzima.

    Otras investigaciones alrededor de la memoria dan que la mayor o menor carga emotiva de las vivencias es lo que determina su perpetuación en la memoria o su progresiva dispersión. Según investigadores de la Universidad de Londres, la amígdala (una parte del cerebro que forma parte del sistema límbico y en el que reside la memoria a largo plazo) sería la responsable, junto con la modulación de las hormonas adrenérgicas presentes en el cerebro, de los recuerdos y las amnesias.

    Investigaciones con humanos han mostrado que la actividad de la amígdala a la hora de codificar información se asocia con la retención de información. Sin embargo, esta correlación depende de la «emocionalidad relativa» de los sucesos. Así, eventos más emocionalmente-activantes (emotionally-arousing information) incrementan la actividad de la amígdala, y esa actividad correlaciona con la retención de información. (Wikipedia)

    Por otro lado un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto un mecanismo que podría motivar la paulatina pérdida de memoria y capacidad de aprendizaje que suele acompañar a la vejez. El estudio, que analiza el factor de crecimiento IGF1, respalda posibles terapias basadas en esta proteína para paliar o prevenir algunos de los síntomas neurológicos propios de la edad.

    La investigación, publicada en la revista Molecular Psychiatry, ha sido desarrollada por los investigadores del CSIC Ignacio Torres y José Luis Trejo con la colaboración del investigador de la Universidad Autónoma de Madrid, Ángel Núñez. El Dr. Trejo resumió la conclusión del estudio: “La acción del IGF1 sanguíneo, al penetrar en el cerebro, modula la potenciación sináptica de los circuitos del hipocampo y, de este modo, influye en el aprendizaje y la memoria. Si sus niveles son bajos en sangre, la transmisión de información de esta zona del cerebro se encuentra en desequilibrio”. (Europa Press, Madrid, 12 -09-2007).

    Entre las capacidades cognitivas que van desapareciendo con la edad, la pérdida de memoria es la que más se investiga, seguramente por ser el signo más precoz de un inicio de demencia, sobre todo de la enfermedad de Alzheimer.   

    Por la importancia que tiene la memoria para el desarrollo de una vida de calidad, diferentes entidades han creado Talleres de Estimulación Cognitiva o Talleres de Memoria, donde se realizan exploraciones neuropsicológicas y tests científicos para conocer el estado cognitivo global de la persona. En general las sesiones se plantean con carácter lúdico y se realiza tanto trabajo personal como de reflexión individual para poder asimilar, al ritmo de cada uno, las tareas que se exponen.

    En estos Talleres se adiestra a los participantes en el conocimiento y uso de estrategias y técnicas útiles para contrarrestar las dificultades que los déficits de memoria provocan a diario.

    En los Talleres de Memoria se realizan ejercicios que tratan de la atención, el procesamiento de la información, la planificación, la velocidad, la secuenciación y ejecución de tareas y estrategias mnemotécnicas.

     

    Ejemplos de mnemotécnica para activar la atención:

    > Jugar a la frase más larga con dos o tres personas.

    > Pararse en un sitio (cafetería, tienda, edificio…), observar todo lo que hay alrededor y apuntarlo; el ejercicio se completa al cabo de 5-10 minutos, cuando se trata de recordar el máximo de detalles que se han apuntado.

    > Jugar al memory, que consiste en buscar parejas iguales de fichas, sirve para el estímulo diario de la memoria.

    > Jugar a las 7 diferencias, que habitualmente sale en periódicos y revistas, activa la atención.

    > Jugar a las cartas, a las palabras cruzadas, a realizar laberintos; potencia la memoria y la capacidad ejecutiva.

    > Usar el ordenador es un buen ejercicio para estar al día y propicia que la mente se esfuerce y se mantenga en un nivel óptimo.

     

    Ejemplos de ejercicios para recuerdo:  

    > Cada recuerdo en una percha. Este método consiste en crear una estructura mental que ayude a fijar el recuerdo. Se podría hacer un listado de personas y memorizarlo bien. Éste sería el perchero. Así si se tiene que recordar una lista, el perchero nos ayuda a construir imagenes mentales asociando cada palabra de la lista con la persona que figura en nuestro perchero.

    > El interés lo es todo.  Dice un proverbio chino “Cuéntame algo, lo olvidaré. Muéstramelo y podré recordarlo. Implícame en ello y lo comprenderé”.

    > Inventar una historia. Cuando lo que hay que recordar implica barajar un buen número de conceptos o de ideas, una de las reglas de oro es hilvanar una pequeña historia de la forma más coherente posible en la que aparezcan el máximo número de estos elementos. También se puede inventar una canción para recordar y hacer asociaciones con nuestra experiencia.

    > Exagerar: la fórmula magistral. Desafiar los parámetros de la memoria con nociones absurdas como el tamaño, la cantidad, color o aroma, supone dejar una huella impactante en la memoria, lo que permite recordar lo deseado. (Ayudando a la memoria, de Josep Mª Albaigués, Ed. Debolsillo).

     

     

    Equipo Torrese

     

    Ver:
    Mentes activas – Mantener activo el cerebro    
    Personas mayores y dependencia 
    En el año 2030 un 25,7 por ciento de la población será mayor de 64 años
    Envejecimiento – La última etapa del proceso vital  
    Gente mayor y crisis: pensiones, vivienda, dependencia y soledad

    Envejecimiento activo
    Cuando las personas mayores necesitan ayuda
    Cuidadores familiares 
    Teléfono gratuito de ayuda a los cuidadores 
    Tercera edad – Aumento progresivo de la pobación mayor
    ¿Qué es ser gerocultor? 
    Abuso y violencia en las personas mayores
    Sesenta y tantos
    Mentes activas
    Consejos útiles para mayores
    Radiografía de nuestros mayores
    La ley de autonomía del paciente
    Cambios en el día a día de nuestros mayores
    Vivir independientes pero con seguridad 
    Servicios de atención domiciliaria en España 
    Investigación y calidad de vida 
    Hay más personas mayores que niños – Tiempo de júbilo
    Herencia – Informaciones
    Páginas amigas de la 3ª edad 

    Sección Familia 
    Sección Salud

    Página de origen de la imagen:
    naturaselection.com 

     

     

     

     

    5 – 21-10-2017
    4 – 08-10-2016
    3 – 22-09-2015
    2 – 12-11-2014
    1 – 23-04-2014


    3801 visitas, 1 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_tree_b
    • Archivos

    • Newsletter