‘Dos madres perfectas’ – Un buen desafío a las aún vigentes perspectivas sobre las mujeres de más de cuarenta años

18 enero 2018 | Sin comentarios | Publicado en mujeres y entorno, Temas, tendencias
dos-madres-perfectas
  •  

    [Mujeres Hoy / Tendencias
    Asimetrías

    Hace unos días tropecé por casualidad en la tele con la película ‘Dos madres perfectas’ (2013) de Anne Fontaine con Robin Wright y Naomi Watts de protagonistas. Al poco de empezar, y sin haber tenido noticia anteriormente de la existencia de esta película, me di cuenta de que era una versión de la novela ‘The Grandmothers (Las abuelas)’ de Doris Lessing.

    La encontré no solo entretenida sino también un buen desafío a las aún vigentes perspectivas sobre las mujeres de más de cuarenta años. Resumiendo al máximo el punto de vista tanto de Doris Lessing en su novela como de esta película, lo que nos viene a decir es algo que la gran mayoría de las mujeres ya sabemos: las madres (y las abuelas) antes y después de ser madres son mujeres. En realidad, sin ser mujer no puedes ser madre. La perogrullada empieza a ser molesta cuando se trata de estancar la figura de la madre como un ser solo capaz de desear ser mamá 24 horas al día, 365 días al año, desde que da a luz hasta que se muere.

    La elección de Robin Wright y de Naomi Watts me parece particularmente acertada por su edad (ambas alrededor de los 50), por su calidad como actrices (tienen buenas carreras cinematográficas las dos) y por su obvia belleza. Sus personajes son dos amigas íntimas desde la infancia—Lil (Watts) y Roz (Wright)–que llevan una vida idílica en un rincón paradisíaco de Australia. Cuando sus respectivos hijos ya han cumplido los 18, el hijo de Lil se enamora de Roz (la madre de su también amigo desde la infancia). Acaban formándose dos parejas  extraordinarias, no porque sean impensables sino porque se suele tomar mal que una mujer madura tenga una relación erótica y duradera con un hombre joven. De hecho, en la película misma, Roz corta temporalmente la relación porque se hace las mismas preguntas que se haría cualquiera: ¿cuánto puede durar una relación así? Lo curioso es que esa misma pregunta no se hace con tanta frecuencia (ni con tan mala uva) en el caso de un hombre maduro que se relaciona con una mujer a la que dobla en edad.

    En ‘Dos madres perfectas’ aparece también el ex-marido de Roz que se ha casado con una chica de unos veintialgo años y con la que tiene un bebé. La asimetría de percepción de lo que se le tolera y acepta a un hombre pero se cuestiona cuando se trata de una mujer está servida.

    Ni la película ni la novela de Lessing responden a la pregunta ya articulada; tampoco indagan en la responsabilidad de los hombres jóvenes con respecto a las mujeres con quienes se casaron y con quienes tuvieron hijos. Las dos narrativas dejan que las relaciones que tienen estas dos mujeres entre sí y con sus respectivos amantes sigan su curso fuera de nuestro campo visual. Le toca al público reaccionar y pensar. O no.

     

    María Donapetry
    mdonapetry@yahoo.com

     

    Este artículo es de libre de reproducción, a condición de respetar su integralidad y de mencionar a la autora y a la fuente.

    Página de origen de la imagen:
    SensaCine.com

     


    396 visitas, 1 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_two_b-copia
    • Archivos

    • Newsletter