Cosmética de presente y futuro – Resveratrol, microorganismos, nanotecnología, la nueva cosmética

03 agosto 2017 | Sin comentarios | Publicado en belleza, Temas
cosmetica-presente-futuro
  •  

    [Activa tu belleza]  

     

    La cosmética está avanzando rápidamente en el combate contra el envejecimiento cutáneo. El objetivo de las investigaciones que se están llevando a cabo con las células madre es salvar y alargar la vida de las células cutáneas ya existentes.

    Hasta ahora la mayoría de los cosméticos antiarrugas funcionan eliminando las capas de piel (exfoliación) para acelerar la renovación celular. En la actualidad los dermatólogos trabajan para que la piel fabrique sus componentes e investigan la forma de alargar la vida de las células.

     

    Las grandes posibilidades del resveratrol

    A lo largo del siglo pasado, los científicos de varias universidades descubrieron que es posible alargar la vida de las células de ciertos organismos vivos, sometiéndolos a una restricción calórica. Por desgracia, una simple dieta hipocalórica no es suficiente para observar dichos resultados en seres humanos. Buscando formas alternativas de reproducir los efectos de la restricción calórica para alargar la vida de los humanos, los científicos empezaron a estudiar una familia de genes, las Sirtuinas*.

    Descubrieron el Sirt1, también llamado el gen de la longevidad, esencial para regular nuestra salud y la longevidad de nuestras células. Cuando, por fin, se completó el mapa del genoma humano en abril de 2003, los científicos fueron capaces de entender exactamente cómo estos genes de la longevidad incrementaban las defensas naturales y las funciones reparadoras del organismo, optimizando así su capacidad de supervivencia natural.

    En el año 2000, investigadores de 3 laboratorios científicos (Ajinimoto, Omnichem y Estée Lauder) comenzaron a trabajar sobre células de la piel para extrapolar estos descubrimientos al campo cosmético. Estos estudios confirmaron que el resveratrol, en muy altas concentraciones, podía activar el gen Sirt1, y alargar la vida de las células de la piel. (Fuente: Wikipedia, que indica también que no hay hasta el momento referencias que aparezcan en una publicación acreditada)

    El profesor de Biología de Novartis del Instituto de Tecnología de Massachussets, Leonard Guarente, y el profesor adjunto de Patología y codirector de de los laboratorios Paul F. Glenn de los Mecanismos Biológicos del Envejecimiento en la Escuela de Medicina de Harvard, David A. Sinclair, estudian el comportamiento de los genes (denominados sirtuinas) durante el proceso de envejecimiento. En el transcurso de estos trabajos, han descubierto que un gen el Sirt1, o gen de la longevidad, controla diferentes procesos:

    >  Aumenta la resistencia al estrés de las células, retrasando su envejecimiento.

    > Potencia la movilización de las grasas, por lo que las eliminan con facilidad.

    > Puede ser activado por el resveratrol.

    El resveratrol, se encuentra en el vino, las uvas y en algunos vegetales de forma completamente natural, pero la cantidad necesaria de esta sustancia para activar el Sirt1 no se puede obtener a través de los alimentos que lo contienen. Por ello, seguramente en poco tiempo, se podrán encontrar complementos nutricionales de resveratrol.

    Esta sustancia se usa desde hace mucho tiempo en los cosméticos ya que es antioxidante, pero no se podía utilizar en concentraciones muy altas. Sin embargo, hace poco tiempo, los investigadores  han diseñado el resveratrate*, una forma de resveratrol, que se puede utilizar en concentraciones altas en el campo de la cosmética para incrementar la supervivencia de las células y multiplicar su capacidad de defensa ante las agresiones medioambientales. (Fuente: Magazinedigital.com, 20-04-2008)

     

    Capacidades de los Microorganismos

    Otra línea de investigación es ver la capacidad que pueden tener los microorganismos para  la reactivación de los mecanismos biológicos. Ya existe algún producto probiótico en el mercado elaborado con yogur, y otros con microorganismos del plancton de las aguas termales.

    No todos los dermatólogos están de acuerdo en que estos principios activos funcionen incorporados en una crema ya que los únicos estudios reconocidos con células madre son los que se están realizando en Inglaterra para conseguir trasplantes de cabello.

    Los laboratorios Lancôme usan rosas de los castillos de Loira (Francia) para una de sus cremas antiedad, ya que las células madre de la rosa estimulan las células madre dérmicas.

     

    La nanotecnología

    La nanotecnología, o lo que es lo mismo, la formulación de activos con unidades microscópicas, ha aportado una mayor estabilidad frente a la degradación facilitando la penetración de activos. En el Instituto de Nanociencia y Nanotecnología de la Universidad de Barcelona se está trabajando con retinoides nanoencapsulados más estables y menos irritantes, y nanopartículas de ácido hialurónico que penetran y consiguen un efecto de relleno mediante aplicación tópica. Otra de sus líneas de trabajo, que se podría comercializar dentro de cinco años, es la toxina botulínica nanoencapsulada, que podrá usarse con fines dermocosméticos y se aplicará tópicamente. (Fuente SModa, El País, 08-09-2012)

     

    Nueva cosmética 

    Actualmente se están usando productos como el caviar, el oro, las perlas, el vino tinto, el polvo de diamante, las orquídeas, la jalea real, el yogur y los extractos de arroz y de soja.

    En Sensilis están estudiando las propiedades de las piedras preciosas: el diamante potencia la reflexión de la luz, la amatista neutraliza los tonos apagados y el zafiro, los azulados.

    Los ingredientes no son lo único importante en una crema. La forma de mezclarlos es primordial para que sean efectivas. Uno de los últimos hallazgos a la hora de unir los ingredientes es la tecnología del agua con gas, o sea, la introducción de aire en una fórmula sólida. Esto permite que los activos rodeen las células y que la hidratación llegue a la piel de forma continuada.

    Respecto a los cosméticos con vegetales algunos, como el tomillo limón o el banana verde, favorecen la síntesis de proteínas, paso esencial para que los activos se fijen en las células y actúen.

    Los extractos se sofistican cada vez más, quedan atrás las cremas a base de ginseng, ahora se incorpora el kombucha, hongo de origen chino que se prepara en forma de té fermentado y posee grandes propiedades iluminadoras. Igualmente se están usando la baya de acai, que aporta antioxidantes; la semilla de castaña, que regenera la piel, la lenteja verde, que favorece la renovación celular o el esterol de granada, que favorece el fortalecimiento de la barrera de la piel.

    En los últimos años han aumentado los tratamientos con ácido glicólico para el cuidado de la piel. Esta sustancia, presente de forma natural en frutas como la manzana, la uva, la naranja o en la caña de azúcar, se utiliza, cada vez más en productos de cosmética para actuar como peeling, con el objetivo de suavizar la piel. Marcas especializadas en tratamientos para la mejora de la calidad de la piel, también incluyen el ácido glicólico en la composición de sus productos de rejuvenecimiento, pigmentación, acné, rosácea y otras afecciones eritematosas de la dermis.

    En cualquier caso, las cremas ahora son mucho más efectivas y, con las investigaciones que se están llevando a término, en el futuro pueden llegar a ser casi “milagrosas”.

     

     

    Equipo Torrese

    VER:
    Células madre vegetales en cosmética – El manzano Uttwiler Spätlauber
    Beauty – Pequeño diccionario de Cosmética y Belleza    

    Rejuvenecer sin pasar por el quirófano – Una de las novedades son las máscaras de hidrogel con efecto antiaging    

    Página de origen de las imágenes:
    haztevip.es
    beautyconcep.com


     

    *Sirtuinas:
    Son proteínas conocidas como “los genes de la longevidad” y se encuentran de forma natural en nuestra piel. Cuando las funciones de reparación natural van más lentas, la piel empieza a envejecer.

    *El resveratrate es una transformación molecular de la fitoalexina conocida como resveratrol, para hacerla compatible con la piel. Los fosfatos, añadidos al resveratrol durante su transformación, reaccionan con una enzima presente de forma natural en la piel, liberando una reserva de resveratrol. Esta liberación de resveratrol protege las células de la piel, incrementando su longevidad. Fuente: Wikipedia.

     

     

     

     

     


    6 – 20-08-2016
    5 – 08-05-2015
    Rev.-17-02-2014
    Rev. 27-10-2013
    2 – 13-04-2011
    1 – 23-03-2010

     


    2597 visitas, 3 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_tree_b
    • Archivos

    • Newsletter