Preservativo – Cómo colocar sin fallos el preservativo

21 septiembre 2018 | Sin comentarios | Publicado en sexo, Temas
colocacion-oreservativo
  •  

    [Sexo]

     

    Los fallos se producen por una utilización y conservación inadecuadas

    Con la protección que asegura el preservativo utilizado de forma correcta no sólo se puede disfrutar de las relaciones sexuales, sino que además se levanta una barrera prácticamente insalvable frente al sida y otras enfermedades de transmisión sexual y a los embarazos no deseados.

    La idea de preservativo es muy antigua, tanto que hace cientos de años nuestros antepasados encontraron en las vejigas de los cerdos la manera de controlar su natalidad. Por suerte, la ciencia y la tecnología han dado pasos de gigante y hoy disponemos de preservativos de látex (goma), el que usa la mayoría, y sintético de poliuretano (plástico), para las personas con alergia al látex. Ambos son seguros pero no infalibles y los datos hablan de una tasa de fallos accidentales de entre el 2 y el 12 por ciento que se producen, fundamentalmente, por un uso inadecuado.

    Basta con conocer las causas más comunes por las que un preservativo se acaba rompiendo para darse cuenta de ello: aplicación de lubricantes oleosos, daños provocados por las uñas u otros objetos afilados, espacio inadecuado o presencia de aire en la punta del condón, existencia de piercings en los genitales, desenrollamiento incorrecto del preservativo, conservación inadecuada, caducidad del condón y reutilización del mismo.

     

    Máximas garantías

    Pero no sólo hemos de preocuparnos por la seguridad cuando llegue la hora de colocarlo sino también antes, a la hora de adquirirlo. Para curarse en salud, lo mejor es comprarlos en farmacias o en lugares que ofrezcan las máximas garantías. Es necesario comprobar que no están caducados (la fecha de caducidad aparece en la caja y en cada preservativo), que están homologados por las autoridades sanitarias y que en el envase figura la marca CE.

    Una vez comprobado que los preservativos cumplen con los requisitos exigidos, llega la hora de guardarlos en un lugar fresco y seco en el que estén protegidos del calor, la luz y la humedad excesiva. El bolsillo del pantalón, la guantera del coche o las carteras están muy lejos de cumplir con estos requisitos.

    Un preservativo es de usar y tirar, es decir, se usa sólo una vez y debe utilizarse uno nuevo por cada erección. Usar dos condones a la vez no es recomendable, ya que con el roce de ambos se pueden romper con más facilidad. Por último, hay que saber que algunos medicamentos de aplicación tópica pueden afectar a la eficacia de los preservativos de látex, por lo que en estos casos es recomendable consultar con el farmacéutico.

     

    Diez pasos para colocar bien el preservativo  

    1. Abrir el preservativo con cuidado de no dañarlo con uñas o anillos. Se debe abrir por un lateral y siempre con los dedos, nunca con ayuda de los dientes tijeras o similares.

    2. Una vez abierto y antes de colocarlo, comprobar si el preservativo está al derecho o al revés. Esto se puede hacer soplando un poco dentro del preservativo para ver hacia qué lado lo tenemos que desenrollar.

    3. Colocar el preservativo sobre el pene en erección, antes de cualquier penetración vaginal, anal u oral. Los fluidos producidos durante las primeras fases de erección pueden contener esperma y microorganismos causantes de ETS.

    4. Coger el preservativo por el extremo cerrado (depósito) y sujetarlo con los dedos pulgar e índice. Presionar la punta del depósito para expulsar el aire y dejar espacio para el semen, pues si se forma alguna burbuja de aire puede romperse. Si el preservativo no lleva depósito, éste debe hacerse al colocarlo dejando un espacio libre de 1 a 2 centímetros de largo en la punta del pene.

    5. Mientras se sigue presionando el depósito con una mano, se ha de desenrollar con la otra el preservativo cuidadosamente hasta cubrir completamente el pene.

    6. Es aconsejable lubricar el preservativo una vez puesto para facilitar la penetración. La mayoría ya vienen con el lubricante incorporado, pero si no es suficiente se puede comprar en las farmacias. Deben utilizarse sólo los que sean solubles en agua, ya que los aceites pueden estropear el látex del preservativo.

    7. Se debe usar durante toda la penetración y asegurarse de que sigue en su sitio. Si se enrolla, hay que desenrollarlo de nuevo inmediatamente y, si se desprende, colocar un preservativo nuevo antes de continuar la relación sexual.

    8. Después de eyacular y antes de que la erección disminuya, hay que retirar el pene sujetando el preservativo por la base para evitar que el semen se escape de su interior.

    9. Comprobar que no se ha roto, llenándolo de agua o presionando el depósito, anudarlo y tirarlo a la basura, nunca al WC pues los preservativos no son biodegradables.

    10. Usar uno nuevo cada vez que se mantenga una relación sexual y si se cambia de práctica sexual (penetración vaginal, anal u oral).

     

     

    El Periódico de la Farmacia

    Publicación de Salud y Bienestar

    www.elperiodicodelafarmacia.com

     

    Ver:
    Anticonceptivos – Cómo elegirlos   

    La higiene genital previene infecciones en el hombre y en la mujer
    La píldora de hoy, mucho más que un anticonceptivo

    La píldora del día después

    Métodos anticonceptivos 

    El DIU hormonal: un anticonceptivo renovado  

    Sección Sexo  

     

    Página de origen de la imgeneN:  
    donnaglamour.it

     

     

     

     

     

     

     

     


    8 – 04-01-2017
    7 – 05-07-2016
    6 – 21-07-2015
    5 – 14-01-2014
    4 – 09-08-2012
    3 – 27-11-2011
    2 – 24-04-2010

    1 – 10-04-2009 


    10155 visitas, 1 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_four_b
    • Archivos

    • Newsletter