Chipre – Refugio y templo de culto de Afrodita

20 junio 2017 | Sin comentarios | Publicado en Temas, Viajes
chipre-afrodita-ok
  •  

    [VIajes

     

    Hace mucho, mucho tiempo, en una isla perdida en el Mediterráneo el mar se hallaba embravecido. De la espuma producida por una gran ola emergió Afrodita. Fue junto a una gran roca, frente a la ciudad costera de Pafos, al suroeste de Chipre. La diosa de la belleza y del amor eligió este hermoso lugar como refugio y templo de culto y adoración durante varios siglos, apartada del Olimpo y del poder de Zeus.

    La ínsula es la tercera más grande del Mediterráneo, después de Sicilia y Cerdeña, un destino extraordinario para nuestros sentidos, que nos regala maravillosas playas, montañas cubiertas de pinares, tranquilos pueblos rurales por los que el tiempo no parece haber pasado, ciudades turísticas y cosmopolitas con lujosos hoteles, ruinas griegas, romanas, iglesias ortodoxas…

    Chipre fue desde tiempos remotos un lugar muy codiciado por otros países, por su situación estratégica como puente entre tres continentes: Europa, Asia y África. Por este motivo ha sido blanco de múltiples invasiones y conquistas a lo largo de los siglos. Desde los aqueos, fenicios, asirios, egipcios, persas, romanos, el imperio bizantino, cruzados, árabes, británicos, venecianos, otomanos, griegos… Todas esas incursiones le  han conferido un carácter y arquitectura multicultural que se refleja en monumentos, yacimientos antiguos, castillos y fortalezas, repartidos por toda la isla, llena de contrastes, donde conviven armoniosamente tradición y modernidad.


    La polémica línea verde

    Durante la Primera Guerra Mundial Chipre fue colonizada por el imperio británico, hasta que en 1960 logró la independencia, convirtiéndose en una república. A pesar de tener una constitución que defendía por igual los derechos de las dos comunidades que convivían en la isla, los turcos y los griegos, la inestabilidad estaba a la orden del día. En 1974 un  movimiento greco chipriota favorable a la unión con Grecia protagonizó un golpe de estado, momento que fue aprovechado por los turcos para invadir el norte de la isla con  un  destacamento de 30.000 soldados, para defender los derechos de su comunidad. La isla quedó dividida entonces en dos zonas, la del norte –un 38% de la isla-, dominada por los turcos, y la del sur, bajo la influencia griega -62% del total-, separadas por una frontera denominada línea verde, muy militarizada.

    Actualmente Chipre es una república independiente con capital en Nicosia, pero es un estado dividido y su Gobierno sólo está reconocido internacionalmente en la parte grecochipriota, que pertenece a la Unión Europea desde el 2004. La zona turca continúa al margen y se proclamó a sí misma República Turco Chipriota, situación que sólo es reconocida por Turquía.


    Nicosia, la capital dividida

    Llamada Lefkosia por sus habitantes, la capital, situada en el centro de Chipre, está dividida por la llamada línea verde; es la única capital del mundo, después de la caída del muro de Berlín, que está dividida en dos.

    En la zona griega, la parte antigua está arropada por unas murallas venecianas del siglo XVI. En su interior de aloja un encantador casco antiguo salpicado de callejuelas, viejas casas con balcones decorados que sobresalen de las deterioradas murallas de arenisca y donde los artesanos, en sus pequeños talleres-tienda, practican los oficios de antaño. También encontramos monumentos históricos, cafés y tabernas y si queremos ir de compras lo mejor es acercarse hasta las calles principales: Lindra y Onasagorou, donde hay tiendas de todo tipo.

    En el museo municipal de Laventis se recorre la vida de la ciudad desde la época prehistórica hasta la actualidad; este espacio ganó el premio al Museo Europeo del Año en 1991. Otros museos de interés son el de Joyas, el de la Historia de las Monedas Chipriotas, el Centro de Arte Municipal y el Museo de Chipre –con una amplia colección de antigüedades y tesoros chipriotas desde el Neolítico hasta la época romana-. Es característica la puerta de Famagusta, llamada así en honor del arquitecto que proyectó la muralla; era la vía de entrada más fuerte y más elaborada a la ciudad, pero también la más baja. La puerta fue restaurada por el Ayuntamiento de Nicosia para devolverle su antiguo esplendor y actualmente se utiliza como centro cultural.

    El Büyük Hamah es uno de los baños turcos de la ciudad y uno de los más famosos en todo el mundo.

    Un poco apartado del casco antiguo se ha construido la nueva Lefkosia, un moderno centro, cultural y de negocios que aporta a la capital un carácter europeo y cosmopolita.

    En la zona turco chipriota destaca la plaza Atatürk; de allí parte la calle principal hasta la puerta de Girme. Muy cerca está el museo Turco, alojado en un m onasterio del siglo XVII, que ofrece una muestra de elementos pertenecientes a los bailarines derviches –bailan unas danzas giratorias turcas muy tradicionales-. También podemos visitar hammams (baños turcos) y antiguos mercados.

    La mezquita Selimiye es una edificación con mezcla de arte gótico y turco; los otomanos conservaron su estructura original añadiendo elementos islámicos como los dos minaretes. Actualmente cumple las funciones de una mezquita.

    La ciudad de Lamesos es la segunda ciudad más grande de Chipre y el centro más importante de la isla en cuanto a la industria, el vino y el turismo, además de ser una estación balnearia. Celebra diversos eventos culturales, como los dos festivales más importantes de la isla: el carnaval y el festival del Vino, en el mes de septiembre, el festival del Antiguo Drama Griego y el festival internacional de Arte.

    El aeropuerto internacional de la isla se encuentra en Larnaca así como el lago salado de Tekke, en el que durante los meses de invierno se refugian colonias de flamencos, cisnes salvajes y otras aves migratorias.

    La ciudad de Pafos, por su culto a Afrodita, ha atraído durante siglos a visitantes de todos los rincones del mundo. En la época helenística y del imperio romano fue la capital de la isla. Una de sus principales atracciones son sus mosaicos, diseñados en el siglo III como suelos de los nobles romanos. Los jardines de Afrodita son un lugar de impresionante belleza que no se debe dejar de visitar.

    La impresionante cordillera de las montañas de Troodos se encuentra cerca de Pafos. Bosques que ofrecen un regalo de la naturaleza en verano para disfrutar de la pesca, paseos en bicicleta, equitación, golf, navegación, y de deportes de aventura para el invierno. Estas montañas están salpicadas de iglesias y monasterios colgados en los picos de las motañas o sobre los valles –diez de los cuales han sido declarados patrimonio de la Humanidad por la UNESCO-.

    Famagusta, en griego llamada Mostos, en su día fue una de las ciudades más ricas del mundo. La que sirvió de inspiración a Shakespeare para crear el escenario de Otelo, es la ciudad más importante de la zona turca. La catedral de San Nicolás es una de las pocas joyas arquitectónicas que quedan; es un bello ejemplo gótico testigo de su esplendor de antaño. Otro edificio interesante es la torre de Otelo, donde se dice que Cristoforo Moro, gobernador de Chipre entre 1506 y 1508, asesinó a su esposa Desdémona.

    Si visitamos la península de Karpas, o Karpasia, al noroeste de la isla, encontraremos una extensión de playas salvajes poco explotada por el turismo y de una gran belleza paisajística. Veremos las playas más bonitas de todo Chipre.


    Economía y Gastronomía

    Chipre tiene una economía eminentemente rural, destacando el cultivo de la patata y de los cítricos, además de una importante tradición vinícola, contribuyendo al comercio exterior con sus productos autóctonos.

    Aunque la agricultura ha sido la base de su economía durante muchos años, el turismo actualmente es su sector más importante y esto ha hecho que haya desarrollado una buena infraestructura de servicios turísticos.

    Al estar dividida la isla entre dos culturas diferentes también son distintos los gustos gastronómicos de ambas partes; en el norte la cocina es principalmente turca, aunque con ciertas influencias mediterráneas, y en el sur, griega. Pero en cualquier rincón de la isla encontraremos “kleftiko”, una especialidad de cordero al horno y el tradicional plato chipriota: la “meze”, una degustación de varios platos: “moussaka”, “tawas”, “koupepia” –hojas de parra rellenas-, etc., todo ello aderezado con salsas y acompañado con cerveza local o con vinos de la isla. El “gyro” es una torta de pan que envuelve carne  de cordero, cerdo o pollo y que va aderezado con especias. El “halloumi” es un queso de cabra u oveja –tipo feta- prensado con menta. Se sirve en finas lonchas tal cual, a la brasa o frito.


    Datos de interés

    Religión: ortodoxa griega y unas minoría musulmana.

    Idiomas: griego y turco (oficiales); inglés.

    Clima: templado mediterráneo, con veranos cálidos y secos e inviernos moderados y húmedos.

    Moneda: libra chipriota, Cyp (1 Cyp=1,80€) en la zona griega y lira turca en la zona turca.

    Horario: 1 hora más que en España.

    Documentación: DNI para la República del sur y pasaporte para la zona turco-chipriota.


     

    Revista Catalunya Económica, nº 480 
    www.catalunyaeconomica.com – e-mail: redaccion@catalunyaeconomica.com

     

    Ver
    Sección Viajes  

     

    Páginas de origen de las imágenes:
    chipre.pordescubrir.com/mejor-epoca-para-viajar-a-chipre.html
    correodelasculturas.com/2010/01/15/chipre-una-larga-historia
    kueponi.blogspot.com/2012/03/afrodita-el-amor-como-religacion.htm

     

     

     

     

     

    4 – 20-02-2017
    3 – 26-07-2015
    2 – 26-06-2012
    1 – 13-06-2007
    marzo 2007


    5851 visitas, 1 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_tree_b
    • Archivos

    • Newsletter