La Burundanga – Recomendaciones para no ser drogado – Los delincuentes sitúan objetos frente a la víctima para que ésta inhale el tóxico

06 marzo 2017 | Sin comentarios | Publicado en família, Temas
burundanga-recomendaciones-no-ser-drogado

  • [Familia]

     

    Considerada como la droga que “mata la voluntad”, esta sustancia es incolora, inodora e insípida. Su administración se puede hacer vía oral, inhalatoria o cutánea y tarda entre dos y cinco minutos en hacer efecto en la persona, reduciendo prácticamente a cero su voluntad, con el plus de la pérdida de la memoria una vez que sus efectos desaparecen. La duración de éstos, van de una a dos horas, depende la cantidad ingerida. 

    Su nombre científico Escopolamina (popularmente Burundanga) y se obtiene de un árbol nativo de centro América, denominado Brugmansia o Belladona. Se asimila al solo contacto con el cuerpo.

    La Escopolamina es un alcaloide tropánico que se encuentra como metabolito secundario de plantas en la familia de las solanáceas como el beleño blanco, la burladora o borrachero, la mandrágora, la escopolia, la brugmansia y otras plantas de los mismos géneros.

    Esta sustancia se utiliza sólo a nivel medicinal. Se destaca en tres usos fundamentales: prevenir y tratar mareos, nauseas y vómitos provocados por los diferentes medios de locomoción, siempre en dosis minúsculas. También se usa como antiparkinsoniano y para dilatar la pupila, sobre todo cuando se hace un tratamiento como el fondo de ojo. 

    Una sobredosis por Escopolamina puede causar delirio, diferentes psicosis, parálisis, estupor y la muerte.

    Esta droga actúa como depresor de las terminaciones nerviosas y del cerebro. Es así como induce la dilatación de las pupilas, la contracción de los vasos sanguíneos, la reducción de las secreciones salival y estomacal y otros fenómenos.

    En dosis altas, puede causar convulsiones, depresión severa, arritmias cardíacas (taquicardia severa, fibrilación), insuficiencia respiratoria, colapso vascular y hasta la muerte.

    En Colombia se la conoce como cacao, sabanero o borrachero. De ella se extrae una droga llamada Atropina que tiene varios usos en la medicina clásica.

    No hay una sustancia específica considerada como Burundanga, se ha denominado así a cualquier hipnógeno capaz de controlar una víctima con el fin de cometer  actos ilícitos.

    Investigadores aseguran que esta droga ha sido alterada y/o manipulada con otras drogas para producir este efecto de automatismo. La Escopolamina es un medicamento de uso delicado y sólo se usa bajo prescripción médica.

    Una vez que esa sustancia se introduce en el cuerpo provocará su máximo efecto, con una duración de 1 ó 2 horas, para posteriormente eliminarse lentamente.

    La víctima estará en un estado de pasividad y en actitud “complaciente” que aprovecha el delincuente para robarle e inducirle a realizar acciones que pueden lesionarle física, moral o económicamente. 

    Esta droga se suministra en dulces, gaseosas, licores, perfumes, papel, billetes, etc.

    La Burundanga es la droga favorita por los delincuentes, recordar que altera transitoriamente el funcionamiento cerebral en aprox. 2 minutos. La víctima en tal condición, es presa fácil para abusar físicamente de ella o robarle a voluntad.

     

    Cómo actúan los delincuentes

    Generalmente son pequeñas organizaciones formadas por más de tres delincuentes encargados de seleccionar a la víctima para confundirla, drogarla, robarla, etc.

    Pueden situar objetos frente a la víctima para que ésta inhale el tóxico. Por ejemplo, pueden mostrarle un libro, cartera o pañuelo que una vez abierto deja escapar el gas o spray en el rostro. También se puede inhalar a través de un cigarrillo o a través de la piel con perfume o linimento.

     

    Recomendaciones

    > No tocar papeles u hojas publicitarias o de cualquier otra clase de desconocidos en la calle o en el vehículo.

    > No aceptar ningún tipo de bebida, dulces o cigarrillos de desconocidos cuando se esté en algún evento social o bares.

    > No perder de vista nuestro vaso o copa.

    > En la calle: Cuidado cuando personas aparentemente inofensivas se acerquen con pretextos de caridad, o fingiendo ser analfabetos para que se les lea una dirección.

    Si en el lapso de 1 un minuto se sospecha haber sido drogado con cualquier sustancia química y se está acorralado, simular sufrir un desmayo o un ataque (convulsiones). El delincuente sabe del peligro del exceso en la droga y seguramente decidirá marcharse.

    > Si todavía se está semi-consciente y se puede distinguir si el delincuente se ha marchado, pedir auxilio inmediatamente.

    > Dar instrucciones en casa de NO abrir la puerta a ningún desconocido (grupos religiosos, vendedores o empleados públicos). Si el propósito es robar en casa, las víctimas favoritas son las empleadas domésticas y los niños.

    > No aceptar pañuelos de extraños con pretextos de que se tiene la cara o ropa manchada.  

    > No entablar conversaciones con extraños en la calle, tiendas, metro o autobús.

    > No aceptar demostraciones de productos (inhalación de perfumes) que se suelen vender en la calle o fuera de centros comerciales.

     

    Diversos datos

    Otro término con el que se conoce la Burundanga es Hioscina, proveniente de la literatura científica, y hace referencia a “a hierba loca”. 

    Históricamente, se administraba junto a la morfina como analgésico en los partos, pero con el tiempo y la alta mortalidad infantil que existía a causa de su uso, se dejó de implementar. Durante la Segunda Guerra Mundial, esta droga fue utilizada por las fuerzas inteligentes alemanas para interrogar a supuestos espías. Por aquellos años, se la denominaba “El suero de la verdad”.  

    En los últimos años, han sido denunciados muchos casos por el uso indebido de la Burundanga, la cual se utiliza para actos de violación, abuso, robo y secuestro. Moneda corriente en países centroamericanos y más recientemente en Chile, Colombia y Ecuador. Este fenómeno delictivo está causando en Argentina una peligrosidad nunca antes vista.  “La Burundanga vuelve a la victima una presa ideal. Ya que quien tome sólo un vaso intoxicado o manipule o coma algo contaminado, ya sentirá los efectos en su cuerpo y no podrá oponerse a absolutamente nada”, afirma uno de los directores de la Asociación Toxicológica Argentina, quien pide el anonimato por causas profesionales. Y continúa: “De esta forma, las víctimas tienen alucinaciones, alteraciones en el estado de su conciencia y pueden así, ser llevados voluntariamente a la realización de cualquier acto, desde participar de cualquier acto sexual, sacar plata de un cajero, firmar cualquier tipo de papel, o decir una clave secreta.”  

     

     

    Equipo Torrese

    Fuentes:
    slideshare.net
    lavoz.com.ar
    conexionbrando.com

     

    Curiosidad:
    Celia Cruz – Burundanga con letra

     

    Página de origen de la imagen:
    consejomujer.es

     


     

    2 – 22-09-2016
    1 – 28-08-2013


    30159 visitas, 3 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_one_b
    • Archivos

    • Newsletter