Ashlee Vance autor del libro ‘Elon Musk. El empresario que anticipa el futuro’

01 agosto 2017 | Sin comentarios | Publicado en cultura, Empresa, Temas
ashlee-vance
  •  

    [Cultura - Literatura / Empresa - Recursos]

     

    El autor

    Ashlee  Vance (1977), nacido en Sudáfrica, creció en Houton, Texas. Es periodista y  ha trabajado en The  Register, The  New  York Times y The Economist, entre  otros  medios. Su  especialidad es el  desarrollo de la industria tecnológica de  San Francisco y en concreto la historia de Silicon Valley. En la actualidad colabora con Bloomberg Businessweek y presenta el programa de divulgación tecnológica Hello World para Bloomberg.com. Su libro Elon Musk. El empresario que anticipa el futuro, ha sido editado por Ediciones Península, en su colección Huellas.

     

    Sinopsis del libro

    Hay un hombre en el mundo que lo hace todo. Que es la perfecta combinación entre Thomas  Edison, Henry Ford, Howard Hughes y Steve Jobs. Se llama Elon Musk y es el emprendedor que está detrás de Tesla Motors, SpaceX y SolarCity, las  empresas más innovadoras en sus respectivos campos —la automovilística, la aeronáutica y la energía—, con las que Musk está consiguiendo convertir en realidad lo que hasta hace poco no era más que ciencia ficción.

    Ídolo de toda una nueva generación de ingenieros y emprendedores, Musk vendió su primera empresa por 300 millones de dólares, y la segunda, PayPal, por 1.500. A partir de ese momento empezó a soñar a lo grande: coches eléctricos a precios  asequibles, cohetes que vuelven a la Tierra y pueden reutilizarse, un medio de transporte terrestre capaz de circular a 1.200 kilómetros por hora, baterías de litio en las que almacenar energía y con las que funcionar al margen de las eléctricas…

    Esta es la fascinante historia de la tumultuosa ascensión a las cumbres del mundo empresarial de Musk, un hombre que ha revolucionado la industria estadounidense rompiendo todos los límites de la innovación, y ganándose de forma inevitable unos cuantos enemigos por el camino. Más que un inventor, más que un pensador, más que un genio, Musk es el perfecto ejemplo del emprendedor que persigue cambiar nuestra vida cotidiana hasta extremos que aún no somos capaces de imaginar.

     

    Extractos del libro

    El mundo de Elon

    «Si tenía que escribir el libro sin  él, lo haría. Los empleados que habían abandonado Tesla  Motors y SpaceX, las empresas de Musk, y que estarían dispuestos a que yo los entrevistara, se contaban por decenas; además, conocía a muchos de sus amigos.»

    «[Musk] estaba dispuesto a cooperar, siempre y cuando pudiera leer el libro antes de su publicación y añadir notas a  pie de página. No tocaría lo que yo había escrito, pero quería tener la oportunidad de aclarar cualquier detalle que considerase inexacto.»

    «Me dijo qué era lo que más le quitaba el sueño: la posibilidad de que Larry Page, director general y cofundador de Google, estuviera construyendo un ejército de robots inteligentes capaz de destruir a la humanidad. Es algo que me preocupa mucho” confesó.»

    «Musk me garantizó que podría hablar con los directivos de sus empresas, con sus amigos y con su familia. Comeríamos  juntos  una vez al mes mientras durase el proceso. Por primera vez, Musk permitiría que un reportero entrara en su mundo.»

    «Nada que ver con Steve Jobs. Musk es una versión futurista del empresario circense P. T. Barnum, un señor que se hizo multimillonario aprovechándose de nuestros miedos y sentimientos de culpa. Comprémonos un Tesla y olvidémonos un rato del daño que causamos al planeta.»

    «Cuando Musk establece objetivos poco realistas, maltrata verbalmente a sus empleados y los presiona al máximo, se entiende que —de algún modo— todo forma parte del proyecto Marte. Unos lo adoran, otros lo detestan, pero le son extrañamente leales porque respetan su determinación y su propósito.»

    «A  Musk le encantan las fiestas de disfraces: en una de  ellas se presentó vestido como un caballero y usó una sombrilla para enfrentarse con un enano disfrazado de Darth Vader

    «Como dice su exmujer, Justine: “Hace lo que le da la gana y se mantiene en sus trece. Es el mundo de Elon, y los demás formamos parte de él”

    Una infancia en Sudáfrica

    «Musk ha llegado a pensar que su cerebro contiene una especie de chip gráfico que le permite ver un objeto cualquiera, reproducirlo en su mente e imaginarse cómo podría transformarse o comportarse al interactuar con otros objetos. “En el caso de las imágenes y los números, puedo procesar su interrelación y sus  relaciones algorítmicas —explica  Musk—. Veo  de  manera  muy vívida cómo afectarán los objetos a la aceleración, el impulso, la energía cinética y ese tipo de cosas”

    «De  hecho,  Elon  acabó  leyéndose  dos  enciclopedias, hazaña que no contribuyó a su popularidad.  El muchacho tenía memoria fotográfica, y las enciclopedias lo convirtieron en una fábrica de datos. Era el clásico sabelotodo.»

    El salto a Canadá

    «Una noche me dijo: “Si fuera posible no comer para trabajar más, no comería. Ojalá hubiera un modo de adquirir nutrientes sin tener que sentarse a la mesa”. La ética del trabajo que tenía a esa edad y su intensidad saltaban a la vista»

    «“Lo cierto es que ya en la universidad pensaba en esas cosas. No es una historia que me haya inventado a posteriori. No quiero parecer un trepa o alguien que se mueve por modas pasajeras o que es un  oportunista. No soy un inversor. Me gusta crear artefactos tecnológicos que creo que son útiles e importantes de cara al futuro”

    Zip2, su primera empresa

    «Parecía que Musk nunca abandonaba la oficina. Dormía, casi como un perro, en un puf junto a su escritorio. “Casi todos los días, yo entraba a las siete y media u ocho de la mañana, y me lo encontraba dormido allí mismo, en el puf —recuerda Heilman—. Tal vez se duchase los fines de semana. No lo sé.” Musk pidió a los empleados que le dieran un puntapié cuando llegaran, para despertarse y volver al trabajo.»

    «Alguien dijo que uno de los cambios técnicos que pretendíamos introducir era imposible de llevar a cabo. Elon se volvió hacia él y le dijo: “Tu opinión me importa una mierda”, y se marchó de la reunión. Para Elon no existe la palabra “no”, y espera que todos los que le rodean compartan su actitud. »

    elon-musk-portada-libro«Zip2 tuvo un notable éxito cortejando a los periódicos. El New York Times, Knight Ridder, Hearst Corporation y otros propietarios de medios de comunicación se apuntaron al servicio. Algunas de estas empresas invirtieron además 50 millones de dólares adicionales en Zip2

    «Musk, el pionero de internet, demostró su valía y al mismo tiempo tuvo suerte. Se le ocurrió una buena idea, la convirtió en un servicio real y salió de la burbuja de internet con dinero en el bolsillo, lo que era más de lo que podían decir muchos otros. Pero fue un proceso doloroso. Musk había querido ser un líder, pero a la gente que lo rodeaba le costaba verlo como director general. Por lo que a Musk respectaba, todos estaban errados, y se dispuso a demostrarlo con unos resultados todavía másespectaculares.»

    El jefe de la mafia de PayPal

    «Con veintisiete años de edad, a Musk le había costado menos de una década dejar de ser un mochilero canadiense para convertirse en multimillonario. Su fortuna, 22 millones de dólares, lo había llevado de compartir vivienda con tres personas a comprarse un piso de 170 metros cuadrados y renovarlo. Además adquirió un McLaren F1 de un millón de dólares y un pequeño avión a hélice que aprendió a pilotar.»

    «El proyecto consistía en huir de la parsimonia de los bancos clásicos, cuyos ordenadores tardaban días en procesar los pagos, para crear cuentas ágiles con las que fuera posible manejar el dinero con un par de clics de ratón o una dirección de correo  electrónico. Aquello era revolucionario; dos meses después de entrar en funcionamiento, la entidad contaba con doscientos mil clientes.»

    «Gracias en buena medida a los consejos de Musk, PayPal sobrevivió al pinchazo de la burbuja de internet, se convirtió en la primera empresa que salió a bolsa con gran éxito después de los atentados del 11-S y eBay la adquirió por una suma astronómica mientras el resto de la industria tecnológica estaba atrapada en un terrible lodazal.»

    Ratones en el espacio

    «Musk compraría un cohete y lo utilizaría para enviar a Marte una especie de invernadero robótico. Un grupo de investigadores había trabajado ya en una cámara de crecimiento de plantas en el espacio.»

    «Musk lograría que el público volviera a pensar en la posibilidad de explorar el espacio abaratando los costes de las operaciones.»

    «El cohete de Musk tendría como objetivo la franja más modesta del mercado de satélites, y podría ser el modelo ideal para el envío de cargas más pequeñas que aprovechaban los inmensos avances que se habían producido en los últimos años en el campo de la informática y la electrónica. El cohete sería la respuesta a una teoría que se iba abriendo paso en la industria espacial, según la cual, si una empresa pudiera rebajar drásticamente el precio por lanzamiento y realizar lanzamientos de manera periódica, se abriría un nuevo mercado tanto para las cargas comerciales como para las cargas de investigación.»

    Dolor, sufrimiento y supervivencia

    «Cuando regresó a la oficina de producción de Iron Man, [Robert] Downey le pidió a Favreau que pusiera un Tesla Roadster en  el taller de Tony Stark [el personaje al que encarna en la película]. En un nivel superficial, aquello simbolizaba el hecho de que Stark era un tipo tan sensacional e influyente que podía conseguir un Roadster incluso antes de que saliera a la venta. En un plano más profundo, el automóvil iba a ser el objeto más cercano al escritorio de Stark, para crear una especie de vínculo entre el actor, el personaje y Musk. “Después de conocer a Elon y de ponerlecara, era como si notara su presencia en el taller  de  Tony  Stark —recuerda  Downey—. Se hicieron contemporáneos. Elon era alguien con quien Tony probablemente se iba de marcha, o mejor, con quien se internaba en la selva para ingerir brebajes con los chamanes.”»

    «[Musk:] “Íbamos a actos para recaudar fondos vestidos de etiqueta y nos daban las mejores mesas en los clubs de élite de Hollywood, donde nos codeábamos con Paris Hilton y Leonardo DiCaprio. Cuando Larry Page, el cofundador de Google, se  casó en la isla caribeña privada de Richard Branson, estábamos allí, divirtiéndonos en una villa con John Cusack y viendo posar a Bono junto a enjambres de mujeres a las puertas de la carpa.”»

    «[Justine, su primera mujer:] “No paraba de repetirme todas las cosas en las que no daba la talla. Yo le decía constantemente que era su mujer, no su empleada, y él me respondía con la misma frecuencia que si fuera su empleada me habría despedido”».

    «[Justine:] “Aquella noche, y de nuevo a la mañana siguiente, me preguntó qué quería hacer. Le dije rotundamente que no estaba  lista para dar rienda suelta a los perros del divorcio; le sugerí que esperásemos, los dos, al  menos una semana  más. Elon  asintió, me tocó la coronilla y se marchó. Aquella misma mañana traté de hacer una compra y descubrí que había  cancelado mi tarjeta de crédito. Así fue como me enteré de que había seguido adelante y había presentado la demanda de divorcio. (E. no me lo dijo directamente; envió a otra persona.)”»

    Despegue

    «Para Elon Musk, este espectáculo se ha convertido en una experiencia habitual. SpaceX ha pasado de ser el hazmerreír de la industria aeronáutica a uno de sus operadores más firmes. La empresa manda un cohete al espacio aproximadamente cada mes, transportando satélites para distintas empresas y países, y suministros para la Estación Espacial Internacional.»

    «Tesla no tardó en presumir de su habilidad con el software, empleándolo para otras tareas además de la reparación de fallos. Creó una aplicación para smartphone que permitía que el conductor encendiese a distancia el aire acondicionado o la calefacción,  o que un mapa mostrase dónde estaba aparcado el coche.»

    «Elon Musk es un cuerpo que permanece constantemente en movimiento. Cuando este libro llegue a los lectores, Musk y SpaceX habrán logrado que un cohete aterrice en una gabarra en el mar o en una  plataforma de lanzamiento en Florida. Tesla  Motors habrá revelado algunas características especiales del Modelo X. Quizá Musk haya declarado formalmente la guerra a la inteligencia artificial nacida en los centros de datos de Google. ¿Quién sabe? De lo que no hay duda es de que Musk quiere hacer más cosas cada vez.»

     

    Las publicaciones más famosas dicen:

    «Una lectura esencial y un retrato fascinante del mayor visionario de Silicon Valley desde Steve JobsThe Financial Times.

    «Las buenas biografías destacan por dos motivos: porque explican aspectos del personaje que nadie había contado antes y porque recorren todos los meandros y callejones sin salida de la vida de una persona, poniéndolos en contexto de forma que tengan sentido. Esta biografía de Musk tiene ambas cosas.» Forbes.

    «Una visión formidable del que probablemente sea el empresario más famoso del mundo. Pinta un retrato inolvidable de la personalidad única de Musk, su inagotable energía y su capacidad de crecer se ante las dificultades.» The Washington Post.

    «Un libro inteligente, fácil de leer, de una minuciosidad deliciosa. Perfila un retrato bien calibrado de Musk, en el que hablan sus amigos y sus enemigos, y que se aparta, además, lo justo de su protagonista para retratar también a las personas, a menudo brillantes, con las que ha trabajado.» The New York Times.

     

     

    Mireia Escolà
    Departamento de Prensa de Ediciones Península
    mescola@planeta.es
    TW: @mireiaescola

     

    Página de origen de la imagen principal:
    youtube.com

     

     

     

     

    1 – 01-07-2016

     

     


    811 visitas, 1 visitas hoy |

    Deja tu comentario

    *
    •  

      1207_tree_b
    • Archivos

    • Newsletter